Fotos, videos y diarios de viaje de nuestros lectores

classic Clásica list Lista threaded En Árbol
42 mensajes Opciones
123
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Fotos, videos y diarios de viaje de nuestros lectores

Adrián
Administrador
Este mensaje fue actualizado el .
A petición popular aquí está este tema fijo cuyo objetivo aunar imágenes y diarios de viajeros que han tenido una experiencia en Islandia.

1. Mivitem84 - viaje de 13 días -


https://www.youtube.com/watch?v=-gzHjrRsUFI

MARTES 4 AGOSTO
Vuelo Alicante – Keflavik  
Hotel Keflavik Airport: Alojamiento básico por llegar a horas intempestivas a Islandia. Impersonal y sólo para pasar la noche. Es lo que promete, aunque llegas tan tarde y cansado que cuesta un poco encontrarlo. Tenerlo localizado de ante mano en un mapa. 3/5

MIÉRCOLES 5 AGOSTO
Hveragerdi *** BONUS para hacer la compra de inicio.
Kerid Krater **** Pagas 2 euros.
Thingvellir ****
Gullfoss *****
Geysir / Strokur *****
Dormir en Camping Geysir: Camping correcto. No lo exploramos demasiado, pero tenía mesas para poder comer, baños y duchas. La Wifi era de pago. La chica nos dijo que podíamos cargar nuestros aparatos en recepción sin ningún coste adicional. 3/5

JUEVES 6 AGOSTO
Geysir / Strokur (otra vez porque nos fascinó)
Landmannalaugar (Brenneisteinsalda, Blahnukur, Blaylur) *****
Dormir en Camping Landmannalaugar: Camping en ubicación espectacular. Duchas mixtas, el agua caliente funciona con monedas. Dentro de la ducha hay espacio para poder cambiarse cómodamente. No hay Wifi. 4/5

VIERNES 7 AGOSTO
Landmannalaugar (lago Ljotipollur)  ***
Catarata Selfjalandfoss *****
Catarata Gljúfrabúi ****
Catarata Skogafoss *****
Dyrholaey **** Frailecillos
Reynisfjara ****
Vik ***
Dormir en Camping Vik: Buen camping. Pagamos por las duchas, pero realmente no hacía falta entregar ningún papel ni introducir nada. Sólo hay dos duchas por vestuario de chicas y chicos. El lugar para cambiarse es el baño común, por lo que es incómodo. Hay Wifi gratis. Pudimos cargar las baterías de los aparatos en la recepción. 4/5

SÁBADO 8 AGOSTO
Cañón Fjadrargljufur ****
Granja e iglesia de Nupsstadur ****
Skaftafell ****
Svartifoss *****
Sjónarsker *****
Sel ***
Dormir en Camping Skaftafell: El camping está bastante bien y la ubicación muy buena al lado del centro de visitantes. Zonas de vestuarios, mesas, duchas, baños. Hay que pagar por las duchas, te dan un papelito que luego tienes que pasar por un lector. Amplia zona para acampar. Wifi de pago. 4/5

DOMINGO 9 AGOSTO
Lagunas Jokulsarlon (Ruta barco anfibio por el hielo) *****
Hofn **
Djupivogur ***
Eskifjordur ****
Varias paradas para ver vistas (algunas muy impresionantes)
Dormir en Camping Seydisfjordur: Muy buen camping, zona común donde puedes cargar las baterías de tus aparatos, también zona para poder cocinar, duchas de agua caliente gratis, Wifi gratis. 5/5

LUNES 10 AGOSTO
Seydisfjordur *****
Egilstadir ** BONUS
Cascada Dettifoss *****
Cascada Selfoss ****
Asbyrgi ***
Husavik ****
Dormir en Camping Husavik: Camping a la entrada del pueblo. Muy pocas duchas, eso sí, agua caliente gratis. Wifi gratis. 4/5

MARTES 11 AGOSTO
Avistamiento ballenas en Husavik ***** (Vale muchísimo la pena – North Sailing)
Lago Myvatn ***
Hverfjall krater *****
Cueva Grjótagjá  **** (escena Juego de Tronos)
Hverir (fumarolas) ****
Krafla krater ****
Dimmuborgir ***
Dormir en Camping Reykjahlid Hlid Fuimos recomendados por la oficina de turismo. Es el camping de la zona más alejado de las hordas de mosquitos. El camping genial. Zona común para cocinar y comer con mesas. Wifi gratis. Pagas un módico precio para cargar las baterías de tus aparatos. 4/5

MIÉRCOLES 12 AGOSTO
Tour Askja con Visit Askja ***** Muy cara (225 euros por persona), pero el sitio vale la pena.
Dormir en Camping Reykjahlid Hlid

JUEVES 13 AGOSTO
Cascada Godafoss *****
Casa de la Navidad Akureyri ***
Akureyri ****
Iglesia de piedra Pingeyrar ***
Cascada Kolugljufur ****
Hvammstangi - Avistamiento de focas en playas cercanas *****
Dormir en camping Stykkisholmur (Península Snaefellsnes) El camping que menos me gustó. Tiene duchas a la intemperie, eso sí, con agua caliente gratis. Cogimos Wifi del campo de golf de al lado. No sé si el camping ofrecía Wifi. También tenía bastante baños y un centro de información al lado. 2/5

VIERNES 14 AGOSTO
Stykkisholmur *****
Helgafell ***
Grundarfjörður ***
Kirkjufell *****
Hellisandur ***
Playa Djúpalónssandur *****
Iglesia en Hellnar ****
Arnastapi ****
Iglesia en Budir ***
Avistamiento de focas en Ytri-Tunga ****
Dormir en Camping Husafell: El mejor camping de todos. Tenía amplias zonas, lavadora y secadora gratis, agua caliente gratis en las duchas, zona para cambiarte espaciosa. Todo positivo. Está en un entorno natural. 5/5

SÁBADO 15 AGOSTO
Cascada Barnafoss ***
Cascada Hraunfossar  *****
Zona termal Reyholt **
Reykjavik *****
Dormir en el Hotel Viking en los alrededores de Reykjavik: Cogimos la noche de hotel para poder organizar tranquilamente nuestro equipaje. Muy buena la relación calidad/precio. Además estaba orientado hacia Keflavik, cerca del Blue Lagoon. Así que nos venía genial. Pintoresco y nos incluía el desayuno. 4/5

DOMINGO 16 AGOSTO
Blue lagoon (45 euros la entrada estándar) *****
Vuelo de vuelta


2. Diario de Pelyrollo - Diario de viaje un a Islandia en autocaravana -



islandia-tierra-de-hielo-y-fuego

islandia-ii-descubriendo-el-paraiso 

islandia-iii-buscando-jolasveinn 

islandia-iv-cerrando-la-road-ring 

reikiavik-la-capital-mas-septentrional


3. PereMarta -Video vuelta a Islandia 7 días-


Voy a poner el video que hicimos este verano del 2015 donde en una semana nos dio tiempo a dar la vuelta entera a la isla visitando lo más típico y bonito.


Un saludo,
Adrián
Islandia24
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Ruta 13 días 4x4

anaclock
Este mensaje fue actualizado el .
Hola chicos, después de daros la vara mucho tiempo y nutrirme de vuestra espléndida colaboración y profesionalidad, aquí estamos de vuelta de nuestro viaje al paraíso, y queremos aportar nuestro granito de arena plasmando nuestras vivencias en Islandia. Quizás sea algo extenso el relato, pero aún así se queda corto comparado con la realidad. Esperamos que no sea un tostón y sirva a otros viajeros que como nosostros decidimos lanzarnos a la aventura. Muchísimas gracias de nuevo Islandia24, y os pedimos disculpas por las posibles faltas de ortografía de los nombres de ciudades y lugares que pueda haber en el diario. ¡Seguid así!


VIAJE ISLANDIA 24.06.14 -  07.07.14 (13 días)

VUELOS: COMPAÑÍA AIR BERLÍN, VUELO PMI (PALMA DE MALLORCA) 17:45- BERLIN (TEGEL) 20:25    TEGEL 22:20 - KEFLAVIC  23:55

DÍA 1 24-06-14 ESPAÑA - ALEMANIA
Nos presentamos en el aeropuerto con 2 horas de antelación al objeto de evitar imprevistos inesperados. Tras facturar escuchamos por megafonía la palabra STRIKE, cuyo significado es HUELGA. En repetidas ocasiones suena, pero ya podemos percibir el mensaje completo; interesándonos las palabras FRENCH STRIKE FLIGTHS DELAYED AND CANCEL.
Con tan mala suerte de que la hora de salida de nuestro vuelo está en un mar de incertidumbres... tras una hora de  espera y preguntas, se confirma, vuelo retrasado. Desconocemos el alcance del retraso aún.
A las 18:20 obtenemos la puerta de embarque. A las 19 h entramos al avión, y a las 21 p.m despegamos. Sí, 2 horas dentro  del avión; una locura y más teniendo un vuelo de conexión que coger a las 21:50  (cierre puerta de embarque en Berlín).
Air Berlín no nos informa ni tampoco se molesta en retrasar el otro vuelo para permitir que los pasajeros, por problemas ajenos  a su voluntad, pierdan su vuelo y desajusten sus ansiadas vacaciones. Llegada a Berlín, nos informan de los trámites a seguir y nos alojan en un hotel alejado del centro de Berlín, para el que tenemos que pagarnos el transporte de ida y de vuelta (reclamar será una dura pelea). Para ir la hotel tomamos un taxi, cuyo conductor era de origen turco, como la gran mayoría de taxistas en Alemania. No había nada de tráfico, eran casi la 1 a.m pero aún así no sé como se las apañó, pero dio una vuelta un pelín más larga (no conocía el camino, pero el taxi que tomamos al día siguiente lo demostró. Fue más barato a pesar del tráfico). El taxista del trayecto hacia el aeropuerto, también era de origen turco, con el que entablamos una amena conversación (en inglés). Nos decía que los alemanes no eran felices, eran muy estrictos y no disfrutaban de sus vidas, por eso, cuando viajan a países como España, se desmadran y explotan; sin embargo, a su regreso sus vidas seguirán igual de tristes.

DÍA 2 25-06-14  ALEMANIA - ISLANDIA (Aeropuerto de Keflavik)

Salimos del hotel y nos dirigimos al aeropuerto a aclarar nuestra situación 10 horas y 30 minutos antes del vuelo, una auténtica locura (de la que más tarde nos acordaríamos). Una vez allí obtenemos las tarjetas de embarque con  destino a Islandia, la tierra de hielo y fuego. El cansancio aplaca los nervios y la larga espera se hace interminable, como era de esperar.  En la zona de puertas de embarque, existen 4 sillones de masaje que funcionan con una moneda de 2 euros, pero allí nadie introducía monedas, las ocupaban esperando su vuelo; eran los asientos más golosos de esa terminal aeroportuaria. Ahí se libro la batalla de Juego de Tronos, y nosotros conseguimos el defender nuestro reinado al menos 6 horas sin perder asiento, dando relevos, retrasando necesidades fisiológicas, etc jejeje.
Tras escuchar en repetidas ocasiones nuevos retrasos y cancelaciones de vuelo, nuestro esperado vuelo no sufre el azote de  la huelga de los controladores aéreos franceses; y al fin divisamos tierras islandesas.
Tomamos tierra, nos dirigimos al punto de encuentro con el personal del hotel que tenemos contratado para esa noche en Keflavik, Bed&Breakfast, y vamos rumbo al hotel.
Llegada al hotel, y continuamos con las piedras en el camino,  los dioses no nos acompañan en este viaje. La habitación del hotel, a las 00:30 horas, no había sido arreglada. Las camas sin cambiar las sábanas, la basura llena de botellas, etc. Aviso a recepción  y cambio sin problemas. Ducha y después del agotador día, a las 2  de la mañana, nos echamos a dormir. Todavía era claramente de día, si bien llovía y hacía  mucho viento, como era de esperar.

DÍA 3 26-06-14  CÍRCULO DORADO (Thingvellir, Geysir y Gullfos)
A las 8:30 horas estaba programado el despertador, pero una hora antes, las ganas de pisar la verdadera Islandia nos adelantó la mañana y nos pusimos manos a la obra.
A las 9 a.m habíamos quedado con el personal del rent a car para entregarnos el 4x4 reservado (la empresa finalmente fue a través de ReikjaviKcars, si bien se ve que trabajan con Go Iceland, ya que ellos nos hicieron la entrega. Por cierto, los dioses continuaban poniéndonos trabas, a las 9:15 no había aparecido nadie por allí. Desde el hotel, el personal muy amablemente realizó la llamada por nosotros, y en 2 minutos compareció un joven con una furgoneta nos llevó hasta el rent a car.
Arrancamos con nuestro Ford Escape 4x4 V6 gasolina y tras recoger del hotel nuestro equipaje, al fin ponemos rumbo a Reikjavik.
Primeras sensaciones de Islandia, amplitud, llanura y vastos paisajes; y eso que aún ni habíamos llegado a la capital.
A la llegada, el objetivo es recoger nuestro equipamiento de camping, contratados con la empresa Iceland Camping Equipment. Material para dormir en el coche y un wifi portátil con 4gb para nuestros 12 días de ruta.
Tras la recogida, y dejando la visita a Reikjiavik por culpa de huelga de controladores franceses, comenzamos con nuestra ruta.
Primer objetivo, Parque Nacional de Thingvellir. Durante el trayecto, nos reafirmamos en la amplitud paisajística de la que goza Islandia. Espectaculares vistas en los que puedes estar parando cada minuto para tomar una buena instantánea (cosa que no puedes aguantar al menos el primer día jeje).
La lluvia, llovizna, lluvia, llovizna nos acompaña todo el trayecto, y a la llegada, nos calzamos las cámaras de fotos, chaqueta (corta vientos-impermeable sobre todo, la temperatura no bajaba de los 12 grados)
Comienza la fiesta, tras el paso previo por un mirador como introducción, impresionantes vistas desde el 1er parlamento a nivel mundial, creado por los Vikingos, allá sobre el siglo X.
Nos adentramos hacia la famosa falla que separa deja visible la separación de las placas tectónicas americana y euroasiática. Interminable a la vista del ojo humano, cuando más te adentras más te absorbe y más quieres caminar.
A la vuelta, parada obligatoria por la cascada Oxarafoss, el preludio de lo que nos espera más adelante. Nos llamó la atención el bicolor que presenta la vegetación islandesa, verde/negro. El agua de la cascada, a su curso por el río era completamente negra (influida por el color de las piedras del fondo).
Siguiente paso, Geysir. A la aproximación del aparcamiento ya se aprecian las fumarolas; parece como si de un incendio recién extinguido se tratase. Avanzamos por el camino marcado, vas viendo pequeños "geysir", hasta que de repente vemos unas 15 personas bordeando lo que parece un jacuzzi natural. Y apenas 30 segundos desde nuestra llegada, Sotrokkur nos da la bienvenida con una proyección de unos 10 metros de altura. Asustados con el sonido de la explosión nos sobresaltamos y damos un paso atrás. Pero ese "miedo" duraría poco, enseguida nos acercamos al otro extremo y procedemos a la obligatoria captura de imágenes y vídeos, para tras ello, disfrutar de las explosiones dejando de lado los dispositivos electrónicos. La gran suerte fue que llegamos casi a las 22h y  las pocas visitas que había estaban repartidas a lo largo de todo el recorrido de fumarolas.
Tras ello nos dirigimos a Gullfoss, sospechábamos tras lecturas y búsqueda de información, lo que nos encontraríamos allí. Y no nos defraudó. Desde el parking ya podíamos escuchar el "rugido" de Gullfoss. Accedemos por la pasarela instalada, y zas; impresionante y caudalosa cascada, cubierta con una cortina de agua, propiciada por la brusca caída del agua que lleva. La visitamos desde las 4 perspectivas que ofrece, y a cada cual mejor, los objetivos no paraban de captar, y nuestra vista tras ellos, más aún. Incansable visita, observando la violencia con la que arroja su caudal.
Después del duro día que llevamos, pues tuvimos otra  pequeña inclemencia en nuestro accidentado viaje ( desde Reikjavik a Geysir, media vuelta hasta el pueblo de Sellfos- que nos cascada, pues está en el Norte- para repostar y comprar alimentos, porque nos pillaba el toro y corríamos el riesgo de no disponer de víveres para pasar la noche), decidimos hacernos un suculento menú en el  aparcamiento de Gullfoss, con nuestro camping gas, nuestra sopa caliente, una hamburguesa y una buena copita (o mejor dicho vaso de plástico jeje) de vino Rioja, decidimos adelantar camino para la ruta del día siguiente, y regresamos hasta el aparcamiento de Geysir para dormir en nuestra vivienda con ruedas. Acomodamiento de  los 1001 trastos que llevábamos con nosotros, y pelea constante con los millones de mosquitos que vuelan por Islandia,  y al fin pudimos estirar nuestra cansada espalda y dormir, ya eran las 2 de la mañana .... vaya 2 días de sueño atrasado.




DÍA 4 27-06-14 LANDMANNALAUGAR I ETAPA .Excursión Brennisteinslada

Tras  nuestra primer sueñecito en el coche, el cuerpo nuevamente nos despierta antes de la hora fijada en el despertador. Desayunamos en nuestro hogar con ruedas, y ponemos rumbo al que sea probablemente uno de los trekkings más importantes del mundo, Landmannalaugar. Tomamos la R1 dirección a la carretera F26, donde un día con llovizna nos acompañará casi todo el trayecto. Desde la F26 tomamos la F225, siendo en todo momento observados por el volcán Hekla. Desde la F225, Hekla nos vigila de espaldas, y ahí  comienza la aventura en las llamadas tierras altas., esperando los famosos ríos que vadear. El paisaje pasa del verde al negro ceniza y la desolación mires por donde mires, la llovizna desapareció casi al inicio de este tramo. Con clara apariencia de un terreno fuera de lo común, extraterrestre, de otro planeta; avanzamos entre constantes cambios de desnivel, procurando no acelerar demasiado porque las piedras del camino, aunque no muy grandes, pueden suponer un reventón o incluso peor, para nuestro 4x4, del que queremos que nos de un buen servicio todo el viaje.
A medida que avanzamos,  vamos encontrando otros vehículos, llegando a rebasar hasta a 3 osados riders que montaban bicicletas de montaña con sus alforjas llenas de víveres y ropa.
Al cambio de carretera, ya dejando atrás el paisaje volcánico, encaramos la F208, y finalmente la F209 que nos llevaría hasta el campamento de Landmannalaugar. La llovizna de nuevo se hace un hueco en nuestro viaje, y nos impide gozar con claridad de las vistas que comenzamos a apreciar, ya se ve verde, con sus manchas de hielo perpetuo  que hacen que al ojo humano sea una imagen especial, con contrastes entre el negro de la montaña, el verde del musgo y el blanco del hielo, blanco manchado por la sedimentación de la montaña.  Y ahí está, nuestro primer río, nada del otro mundo; ni pensar el trazado tuvimos que hacer. Más adelante sí nos aguardó el siguiente con el que a pesar de que era relativamente pequeño, por "educación", lo observamos y pensamos la jugada; siendo entonces adelantados por un mutado todoterreno, que lo pasó como si de un charco se tratara. Tras él, fuimos nosotros, el éxito estaba asegurado, no representaba peligro, y así fue.
Al fin, entre vastos paisajes, llegamos al preacceso del campamento base. Allí muchos vehículos no se atreven a pasar los dos ríos que hacen de frontera con el camping. Pero las ganas pueden más que la capacidad o la experiencia, y arrancamos al borde del río para analizarlo. En ese tiempo un autobús lo pasa sin problema y analizamos su trazado (teniendo en cuenta que el autobús estaba también mutado y su altura era claramente superior a la nuestra); en ese instante un 4x4 de similar altura al nuestro, los cruza, y ahí ya nos damos cuenta de que no era como el primer río, estos medían unos 12 y 20 metros de anchura respectivamente, siendo el de 20 el segundo y último río. Un tercer 4x4 realiza el trazado, esta vez en 2 ocasiones. Ya no podemos esperar más y nos lanzamos, siguiendo las miles de instrucciones encontradas en el foro Islandia24 y otras experiencias leídas por la red. Los cruzamos poco a poco, sin prisa pero sin pausa y todo fue como se debe esperar, primera etapa concluida con éxito. Ahora toca registrarnos en el campamento y acceder a nuestra plaza de dormitorio. Ya se respiraba el ambiente de unos de los campamentos más visitados internacionalmente por expedicionarios de todo el mundo; había movimiento constante, montaje y desmontaje de tiendas, idas y venidas al aparcamiento, al centro de información.  Pudimos palpar el aliento de la aventura nada más llegar.
Descargamos todo lo necesario, y tras comer algo rápido, y observar que el día había mejorado, incluso llegando a aparecer algún tímido rayo de sol, nos lanzamos al primer trekking planeado, coronar el Brennisteinslada, con 855 metros de altura. Nos calzamos nuestras botas y allá vamos.  Lo iniciamos a través de un llamativo acceso volcánico, una gran urbanización de formaciones volcánicas nos harán de laberinto hasta encarar el objetivo. Las impresionantes e irreales montañas van asomando ante nuestra estupefacta mirada, al fin, tantas fotos vistas de este paraíso, tanta especulación sobre su realidad, disipan las dudas y no hacen más que realzar nuestra expectativa. El paisaje es real, se puede ver, incluso tocar.
Al paso del sendero señalado, vamos viendo como de alguna roca emana un volcánico vapor, como si una olla de agua hirviese bajo ella. Y a escasos metros de estas gasificaciones, se encuentra un volcánico y pequeño espacio reservado, del que más humo emanaba, con una apariencia de roca acidificada, fundida por el contacto con el agua acidificada activada por el calcio de las rocas. Desde allí y como durante todo el anterior camino, ya divisamos lo que no nos creíamos que teníamos que subir, por su exagerada verticalidad. Pero sí, era él, Brennisteinslada. El viento era cada vez más acusado y conforme más subías más vulnerable te veías. Ya en la cima, éramos nosotros esas hormiguitas que veíamos desde abajo, y un frío viento no truncó nuestra esperada recompensa, unas vistas privilegiadas de las inmediaciones del campamento, y de las espaldas del también vertical Blahnukur. El primer tramo de baja resultó complicado tanto como el último tramo de subida, ambos marcados por su ya mencionada verticalidad. Pero una vez arriba había que bajar, y así lo hicimos. Regresamos al campamento tras casi 3 horas y 30 minutos (parando constantemente para hacer fotos, algo inevitable) cerrando una impresionante ruta circular, finalizando la dura etapa, tanto de conducción - que fueron en torno a unas 3 horas sin descanso-  como la de trekking, en las archiconocidas termas naturales islandesas. En este caso la situada en Landmannalaguar es de corrientes de agua caliente y corrientes de agua fría, estas últimas no tan agradables jeje. Experiencia increíble y gratificante, que gusta a todo el que lo prueba. Ya relajados, cenamos algo ligerito y nos fuimos a dormir, que la siguiente etapa también prometería bastante.


DÍA 5 28-06-14 LANDMANNALAGUAR II ETAPA .BLAHNUKUR -F208 por ELDJA, hacia el Sur - VIK
Un nuevo día, dominado por el buen tiempo, para no romper la buena tónica que nos acompañó en la anterior etapa; algo muy difícil de disfrutar en Islandia (parece que la buena suerte se sobrepuso al mal inicio). La etapa de hoy era conquistar una cima mayor que la anterior, con 943 metros de altura, Blahnukur, una montaña diferente, más arcillosa, más negra, con más apariencia volcánica... Tras desayunar y asearnos en el campamento, decidimos que no pasaríamos la segunda noche que teníamos prevista en las camaretas, por lo que absorbimos al máximo los placeres visuales que ofrece la geografía del lugar, iniciando esta tarea por los pies de Blahnukur. Nuestra vista no veía más allá del primer tramo, del cual pensamos que inicialmente era el que coronar. A medida que avanzamos, ya divisamos lo que de verdad nos esperaba, una masa de ceniza volcánica y piedra compactada en todo su esplendor; acompañados (en el extremo izquierdo) en todo momento por las espectaculares, cómicas e irreales montañas, bañadas en riolita y salteadas con clapas de hielo perenne; que le proporcionan ese aspecto ficticio, llegando a parecer incluso una creación comestible.
Una vez coronada la cima, allí las vistas eran aún más impresionantes si cabe, pues abarcaba más allá del campamento, tras 1 hora y 30 minutos de subida (con paradas obligatorias para gozar del espectáculo visual). La bajada, comenzó con mucha pendiente, visualizando un inmenso campo de lava en el que más adelante nos adentraríamos.
El descenso (con otra 1h30min hasta el campamento) se convirtió en una auténtica pista de pruebas de alta montaña; realizamos descensos laterales por las faldas de Blahnukur, disfrutando como un niño pequeño con zapatos nuevos, y lo teníamos todo, descenso en tierra y descenso en hielo. Una gran lengua marcaba un atrevido recorrido ya explorado desde su nacimiento por los más osados, no siendo ese nuestro caso, ya que lo trabajamos casi al finalizar, pudiendo todavía disfrutar de la bajada restante. Ya de vuelta al campamento, tuvimos que sortear diversas ciénagas formadas por el curso del río fruto del deshielo controlado por la naturaleza, respetando siempre un volumen mínimo en las laderas de las montañas. Unas buenas botas se hacen imprescindibles, ya que nosotros metimos la pata literalmente cubriendo toda la bota, y el pie permaneció seco en su interior; la cual cosa te daba confianza para continuar pisando "charcos" sin miedo.
Llegada al campamento, nos dispusimos a recuperar energías haciendo la comida, esta vez en nuestra vivienda con ruedas. El aparcamiento ya estaba poblado de autobuses y vehículos de excursiones contratadas, algo presumible al ser sábado, y comenzaron las primeras gotas de agua en los 2 días de nuestra estancia; si bien, el famoso dicho islandés: "si no te gusta el tiempo, espera 10 minutos", hizo su estelar aparición, y así fue, tras cerca de media hora, la llovizna cesó abriendo paso a tímidos rayos de sol.
Tras comer, recogimos nuestros bártulos, y nos esperaba una atrevida aventura, tomar camino a Vik, por la carretera F208 dirección Eldja. Carretera de la que habíamos oído hablar, por sus ríos a cruzar. Antes de  abandonar ese idílico paraíso como fue para nosotros, la región de Landmannalaugar, imprevisiblemente nos dirigimos a visitar la caldera del volcán Ljotipollur, tomando la F209 dirección al Norte (deshaciendo camino del día anterior), aunque en este caso a escasos 10 minutos de la salida del camping, y siguiendo las indicaciones verticales, vimos una pequeña parada en la que se iniciaba la breve ruta de cerca de 30 minutos, hasta la caldera. El paisaje ya pasó de los tonos marrones y blancos (por el hielo), al negro volcánico y una fina cobertura de musgo de color verde.  Al aproximarnos al objetivo, allí estaba, un enorme valle encerrado en una caldera natural, con su rojiza pared volcánica y su agua estanca, rompiendo el contraste de color y texturas del lugar. Simplemente, algo digno de ver, mereció la pena ese pequeño desvío por el que invertimos a penas 1 hora y ganamos mucho más que eso, un recuerdo en nuestra retina impactante.
Retornamos a nuestro objetivo, la F208 dirección Sur. Vamos cruzándonos con viajeros a los que preguntamos si vienen del Sur, y qué caudal presentan los ríos. El ver que muchos llevan turismos similares al nuestro, incluso  de menor envergadura y altura, nos tranquiliza. Con el entreno a la salida de Landmannalaugar, refrescamos la lección y tras el primer examen, paramos para echar un vistazo y pasar con seguridad. Observamos como el agua  surca las piedras del río, y cuando menos caudal hay, se aprecia en que son de menor tamaño las olas generadas por el agua al sortear las piedras del río, ahí no hay fallo. Se hace el trazo mental y se ejecuta, con decisión tras estar seguro de ello y con una velocidad crucero.
El paisaje en este tramo de la F208 ya es totalmente diferente al del viaje de ida;  ahora predomina el verde y el negro, influenciado por la gran cantidad de ríos que riegan la zona.
En total llegamos a cruzar unos 7 u 8 ríos, de los que revistieron importancia 4 diría yo. En dos de ellos tuve que ponerme zapatos de baño y a experimentar meter los pies en agua bastante fría, para conocer el trazado que hacer y ver la profundidad del río. Resultando que en ningún caso superó mis rodillas. Altura apta para el turismo que llevábamos, pues la rueda ya era más alta que mis rodillas.
En mis avanzadillas, algún otro vehículo  cruzaba el río sin titubear, desacreditando vilmente mis medidas de seguridad  tomadas jeje. Hay que decir que salvo 1 turismo crossover, el resto superaban en altura a nuestro 4x4.
Condujimos unas 3 horas hasta la llegada a la N1, siendo guiados en varios de los últimos ríos por un simpático autobús que cada río que cruzaba, esperaba a que nosotros lo hiciéramos sin tener ningún problema (nos ayudó a ver más claros algunos trazados, precisamente por los que no debíamos ir, ya que se hundía demasiado para nosotros). Cuando al fin creíamos que estaba todo, nos topamos con un río del que nos habló un viajero al que preguntamos.  Ese río parecía más de lo que era, con una distancia de aprox. casi 20 metros de anchura, y con la experiencia adoptada en todo el trayecto, nos lanzamos sin miedo cumpliendo nuestras premisas de seguridad. Yo he de reconocer que ya veía los trazados más claramente y me creí por un momento que llevaba un bigfoot jeje.
Llegados a la N1, ya algo cansados de la irregularidad del terreno, y con bastante cansancio acumulado, tomamos dirección a Vik, y durante unos 40 minutos de trayecto, al fin llegamos. Localizamos una estación de servicios que disponía de pequeño supermercado y restaurante en el que cenar; con tan mala suerte que la cocina ya estaba cerrada (¡¡¡eran cerca de las 21 horas nada más!!! ) Pero la mala suerte se fue rápido, y es que a su vez, este restaurante o local de comida rápida - de platos combinados-, tenía una puerta por la que accedías a un restaurante con vistas a la playa de Reynisfjara y sus famosos 3 gigantes trolls. Qué más se podía pedir... pues nos pedimos 2 elaboradísimas hamburguesas y una buena cerveza islandesa, creo, llamada Viking Classic. Pagamos por las hamburguesas, con sus patatas fritas y un tarrito de salsa para mojarlas, 1950 ISK, unos 12 euros por plato, y por las cervezas, de 0,5lts, fueron unos 800 ISK (5 euros aprox cada cerveza).
Para acabar el día, visualizamos ya nuestro rincón donde anclar nuestro hogar, y era uno de los cientos de campings repartidos por la geografía islandesa, con su servicio de baños y duchas disponible para el viajero. No pagamos nada por utilizarlos. La ducha no la usamos, pero imagino que habría como en Landmannalaugar, un cajetín para introducir monedas (en Landmannalaugar costaba 500 ISK, 5 minutos de ducha... al cambio unos 3,5 euros. Pusimos la alarma a las 8h y a dormir. Cabe destacar que una vez en Vik, percibimos la influencia costera, y el viento persistente, agradeciendo al mismo que ahuyentara a los pesados de millones de mosquitillos que asolan Islandia.


DÍA 6 29-06-14 VIK.REYNISFJARA. DYRHOALEY. SKOGAFOSS. SELDJANDAFOSS. SELJAVALLALAUG.
Como de costumbre, me despierto 2 horas antes de lo previsto, pero esta vez me doy media vuelta y dejo que el despertador haga su trabajo. Aunque tampoco fue así, ya que a las 7 a.m ya estábamos en pie, desayunando y gozando de un nuevo privilegiado y soleado (parcialmente) día.
Nos aseamos y vamos a la playa de Vik, nos llama la atención su amplitud, su negra, fina y "limpia" arena, no se queda impregnada en la piel. Al fondo  vemos los caprichos de la naturaleza de la playa de Reynisfjara, 3 colosos que emergen del mar para moldear una impactante silueta a lo lejos. Tomamos camino hacia allí, y a la llegada, de nuevo una extensa playa, está protegida a sus espaldas por una inmensa formación rocosa, compuesta en un tramo por las conocidas columnas basálticas, naturales y no trabajadas por el hombre como pueden aparentar. Siendo domingo, tal y como pasó en Landmannalaugar, el incremento de visitantes era notable; sin embargo no excesivo. Ya desde esa posición observamos con más acercamiento los 3 colosos citados, impresionantes elevaciones rocosas que peinan la trayectoria de las olas del mar. A  su frente, se divisa un pequeño archipiélago con un arco en la roca, que no pasa inadvertido. Tomamos rumbo a Dyrhoaley, ese era el lugar de ubicación del arco costero.
Desde el aparcamiento, se disfrutaba de una preciosa y dominante vista sobre toda la costa desde Dyrhoaley hasta Reynisfjara, divisando claramente una partición de dos playas de arena negra, haciéndolas estar situadas espalda con espalda.
Finalizada la visita, ponemos rumbo a la cascada Skogafoss, con una anchura de 25 metros y una altura importante de caída del caudal del agua, nada más y nada menos que 60 metros de altura. Estacionado nuestro vehículo, y contiguo a otro de los extendidos campings, allí se encontraba Skogafoss, franqueado desde el pie hasta la parte accesible de la cabeza, por numerosos visitantes. Nosotros no íbamos a ser menos, y allí fuimos. Desde abajo se apreciaba el golpeo del agua a tal altura; muy violento, cargado con cientos y cientos de litros. Y a medida que ascendías la vista hacia abajo se iba haciendo cada vez más vertiginiosa. En la cabeza de la cascada, se apreciaba una gran caída libre, de la que seguro no saldríamos ilesos; por eso no merecía la pena arriesgarse para buscar una buena foto. Cosa que vimos hacer a dos osados visitantes.
Un regalo de la naturaleza que nos ofreció el espléndido día que hacía, fue un efímero arcoíris que no tuve tiempo a captar con mi cámara, pero sí con mi retina; una imagen que no te deja indiferente y perdura en tu recuerdo.
Finalizada la visita, nos esperaba otra de las cascadas más impresionantes de Islandia, Seljalandfoss, continuando por la N1 hasta observar claramente su desvío. Cuando llegamos, de nuevo un aparcamiento, esta vez aún más abarrotado si cabe, con 3 autobuses y al menos 2 docenas de coches. Aquí si se respiraba un auténtico domingo de buen tiempo en Islandia. Pero dejando de lado la masificación, fuimos a lo nuestro, Seljalandfoss. He de decir que no nos afectó en la visita, la masificación de vehículos citada. Me enfundé en un chubasquero de dos piezas, mi mujer con la pieza de arriba nada más, tomé mi cámara Gopro, y allí fuimos; a bordear por detrás esta participativa cascada, la que te ofrece más que una vista por delante y en ocasiones por los laterales. No era especialmente caudalosa, pero si muy atractiva. Al igual que Skogafoss, estaba protegida por un pequeño semicírculo de altas lomas, que hacen que tenga un aspecto más mágico aún si cabe. Su vista por detrás era de película de ciencia ficción, habíamos pasado al otro lado de la cascada, a un pasadizo secreto, de ahí a que la catalogue como la cascada más participativa; pues juegas con ella, tú la bordeas en 180º y ella te riega sutilmente, que como no vayas provisto de ropa impermeable, acabas bien fresquito.
Abandonamos Seljalandfoss y vamos en busca de una piscina de agua caliente, ubicada en un valle montañoso, en principio excluida de las masivas visitas, se llama Seljavallalaug. Tomando la salida en la carretera N1 direccion Reikjavik-Vik, la primera salida de la 242, con el nombre de Raufarfell. Siguiendo las indicaciones de un amable viajero que colgó en su blog cómo llegar, vamos viendo  un pequeño trasiego de personas que van y vienen de lo que parece trayecto hacia la piscina. Y efectivamente, la piscina "llena", con unas 15 personas en el agua y algunas otras fuera... tenía elevadas expectativas de que fuera tranquila y mágica, pero se vinieron abajo nada más ver a tanta gente; en su mayoría lugareños. He de decir que era un enclave estupendo con vistas impresionantes, aunque se nota que se ha corrido la voz. Llegado hasta allí, tomo un agradable baño y ponemos rumbo a nuestro alojamiento, esta noche la pasamos en una pequeña granja, GlacierView Ghest House, desde la N1 saliendo de Vik, tomando la 209 con indicación de Hrifunes.
Llegamos a las 19h, ya llevamos de nuevo otro atareado día, y al fin recuperado el día robado por culpa de la huelga de controladores aéreos franceses. Pero aunque de la impresión que estos 5 días ya en Islandia, sean muy cargados; las visitas y actividades fueron disfrutando sin relativas prisas de cada regalo de la naturaleza. Si bien donde sí se notó el tener que recuperar, fue en los kms de conducción, adelantando ruta antes de finalizar el día, para el día siguiente quedar lo mejor ubicados geográficamente.
En el Ghest House nos atiende su amable propietaria, Elin, la cual nos lleva a nuestro hogar por una noche, y nos informa que a las 20 horas ser sirve la cena. Una cena ya previamente habíamos acordado tomar, ya que al ser un establecimiento de hospedería de poquitas plazas y familiar, ellos preparan con mucho cariño el menú y es aconsejable reservar la cena ó desayuno.
Con unas vistas a una amplia pradera, asaltada por una blanca y helada cima del glaciar Myrdalsjokull, tiene lugar la cena, compartiendo mesa y mantel con 3 parejas más venidos de Suiza, Holanda y Alemania. Una experiencia muy dinámica, en la que si no es por mi mujer, poca participación hubiera tenido jijiji, mi nivel medio bajo de inglés me permite moverme para no quedarme con una mano delante y otra detrás, pero de ahí a un diálogo de mesa, soy algo duro de oído.
Al margen de mi barrera idiomática, la velada fue de lo más agradable, y la cena realmente sublime, Elin y su madre eran las artífices de esa obra de arte gastronómica. Nos sorprendieron con varios entrantes variados, empezando por una crema de patata con toque de jengibre y no recuerdo que más llevaba (aunque estaba espectacular, tuve que repetir), siguiendo con unos tortellinis caseros al pesto, una especie de ensalada con cebolla francesa, queso feta, maíz y algo que ahora no logro recordar; con otro salteado variado muy fresco del que no puedo tampoco aportar datos (había tantos ingredientes varios en la mesa que no pude captarlos todos, tenía mucha hambre y me ceñí a disfrutar), unas patatas al horno, un arroz aromático que regué con unas gotas de salsa de soja, y el plato estrella; fueron 2 tipos de pescado: una tierna y jugosa lubina al limón y otro pesado que no supo darnos el nombre en inglés, ya que era típico de Islandia. Su textura, algo nuca visto ni sentido por nuestros paladares, se deshacía en la boca, se desmenuzaba apoyándole el tenedor con la mínima presión...como dije, sublime. Para acabar, el postre. Una tarta de zanahoria cubierta con una crema de un queso francés con azúcar y algo más,  que siguió la tónica de elevada gastronomía casera, y cerró una jornada marcada por el buen tiempo hasta la buena compañía en la mesa. Como dato curioso, comentar que en un momento de la cena me vi  solo con los 3 matrimonios en la mesa (mi mujer jugaba con la hija pequeña de uno de ellos), todos hablando  Alemán y yo con una cara de no tener ni idea de lo que allí se estaba tratando, ni lo intuía siquiera jajaja.
Para ayudar al proceso de digestión, Elin nos preparó un té de menta que ella misma cultiva en su jardín, y tras tomarlo, nos retiramos a dar un paseo por el alrededor del Ghest House y de ahí al sobre, que mañana nos esperaba otra nueva etapa. Esta ya, como si no hubiéramos tenido contratiempos, al haber recuperado la ruta como estaba establecida (hubo variaciones en el orden entre el 4 y 5 día, pero se hizo lo previsto).




DÍA 7  30-06-2014. Hrifunes- Parque Nacional de Skaftafell- Proximidades de Hofn
El día amaneció tal y como lo dejamos la noche anterior, lluvioso y cubierto, ya estábamos en dirección al Este y los vientos y la influencia del mar en latitudes más elevadas, se hacía notar. Temíamos no poder cumplir el objetivo fijado, visitar Svartifoss y acceder a una de las lenguas del inmenso glaciar Vatnajoküll.
Un buen aliciente nos esperaba antes de iniciar la ruta, el desayuno de mano de la regente del Glacier View Ghest House, Elin. Como no podía ser de otro modo, 4 tipos de pan hechos por ella, 3 tipos de mermelada y entre otras tantas ofertas de desayuno, leche, huevo cocido, miel, zumo, etc. Cargamos pilas y tras despedirnos de Elin, arrancamos de nuevo el "housemóvil".
Durante el trayecto nos impactó en gran medida la inmensidad de campos de lava a ambos costados de la carretera N1, capricho de la naturaleza, lava escupida por el volcán Laki en el año 1783 hasta el 1784 (durante ocho meses) , que moldearon y dieron forma a un paisaje digno de apreciar; donde el musgo recubre el magma solidificado.
A medida que avanzábamos, y dejando atrás a Laki, comenzó a realizar acto de presencia un paisaje desolado y vasto, teñido de negro cual alquitrán se emplea para asfaltar carreteras. La visa no nos alcanzaba el final de esos campos, si al horizonte ni al frente, campos y campos teñidos de negro, sin vegetación alguna y con la única presencia de los postes de electricidad.

A medida que avanzábamos la lluvia y el viento  seguían siendo compañeros de viaje; si bien a la llegada a Skaftafell, tras varias horas de conducción, dejó de llover; y ya enfundados con nuestros impermeables, decidimos quitárnoslos y llevarlos en la mochila por si acaso. Ya se sabe sobre el tiempo en Islandia.
De camino a Svartifoss, una gran pendiente por escalones naturales encofrados con tablas de madera, pudimos ver 2 cascadas más de las que no recuerdo el nombre, aunque de esas 2, la primera era más espectacular.
Y tras casi 45 minutos de trayecto de ida, con sus paradas de rigor, divisamos a lo lejos a la llamada cascada negra, Svartifoss, flanqueada por multitud de columnas basálticas que realizaban un semicírculo protegiéndola por ambos costados.
Desde nuestra posición observamos que a partir de un puente y escalera de madera, se accede a otras exucursiones. Y sin más reparo, y viendo que el tiempo había  "mejorado", decidimos caminar los 2km que marcaban hasta el punto. A la llegada, impresionantes vistas de gran parte de Skaftafell nos recompensaron por el esfuerzo realizado, aunque no estuviera el día despejado, mereció la pena. De repente comenzó de nuevo a lloviznar, y rápidamente bajamos hasta la posición más cercana de Svartifoss para poder captarla con nuestras retinas y objetivos fotográficos, sintiendo como un poder envolvente te encerraba en ese valle sin salida de basalto y agua.
Al inicio de la vuelta la llovizna cambio su nombre a lluvia, y ya decidimos enfundarnos los pantalones impermeables. Para entonces ya era algo tarde y estábamos un poco empapados.
Durante toda la vuelta la lluvia no hizo más que acrecentar su caudal, y a la llegada al centro de visitantes, nos secamos como pudimos en los baños, “malutilizando” el secador de manos automático (era supervivencia; o eso o un resfriado y no poder seguir el resto de días)
Ya con el cuerpo caliente, y viendo que no amainaba, tuvimos muy a nuestro pesar, que suspender la pequeña excursión de 1 hora a una de las lenguas del Vanatjoküll. Aprovechando para ver un cortometraje de unos 15 minutos -muy interesante por cierto- sobre todo este glaciar y sus inmediaciones.
Finalizada la reproducción y visitado todo el centro de información, pusimos rumbo a Hofn, pensando en hacer noche antes de la llegada al glaciar Jökulrsarlon, en una de las decenas de zonas habilitadas al efecto,
Al divisar a lo lejos las lenguas del glaciar, pensamos que si nos acercábamos ya al glaciar, adelantaríamos faena. Y posteriormente así fue. A nuestra llegada a Jökulrsarlon, una espesa y baja niebla impedía apreciar con claridad la inmensa lengua que vomitaban ambos costados de la montaña,  parecía como si hubieran sido colocados por el hombre. Allí estaban los pequeños y no tan pequeños icebergs, en absoluto silencio, roto por el peinado del viento al agua, y a su vez éste al hielo, pudiendo percibir auditivamente pequeñas fracturas; tras permanecer en el coche apreciando semejante espectáculo visual, decidimos hacernos de cenar para hacer tiempo y pensar si dormíamos allí para a la mañana siguiente poder hacer el paseo por la zona, o bien dormir en otro sitio y deshacer el camino. La cena, con nuestro hornillo, fue una delicia; unas costillas de cordero muy tiernas que compramos ese mismo día, nos dotaron de las energías necesarias para lo que vendría después.
Una vez recogido todo el despliegue de la cena, a escasos 5 minutos del aparcamiento del glaciar, regresamos allí y... SORPRESA, no llovía. Sin pensarlo ni una vez más, y siendo las 23:30 horas, comenzamos un plácido paseo por el sendero marcado. Apreciando la calma de todos aquellos icebergs que descansaban sobre la gélida y estanca agua.
A la finalización del paseo, en absoluta soledad, mi esposa y yo, un espectáculo auditivo nos despidió de la mejor manera que podía ser: eran unas focas ocultas entre el hielo que nos decían adiós sin dejarse ser vistas.
Eso fue la guinda del pastel. Con el plan de la 1ª parte del día siguiente ya realizada ( en Islandia si algo lo puedes hacer cuando hace buen tiempo, no lo dejes para cuando estuviera previsto, puede ser que los dioses no te lo permitan jeje) no nos lo pensamos, y siendo pasadas las 00 h, arrancamos rumbo a Hofn, a unos 50 km desde nuestra posición.
Durante el camino, y pasados ya los primeros 10 km, el cansancio nos podía, y la parte trasera del vehículo nos llamaba más insistentemente, pero no dábamos con el hueco perfecto. Y gracias a esa indecisión, pasamos por la otra cara visible por la N1, de Vatnajokull, una segunda lengua de hielo, más grande aún y diversa que a primera lengua. Esta vez con un río transportando bloques de hielo, que desembocaban en la playa de arena negra a escasos metros del glaciar. No dábamos crédito a lo que veíamos, ¡¡en la playa había bloques de hielo!!
Continuando con nuestro objetivo, fuimos haciendo y haciendo kms, hasta que a falta de aproximadamente 10 kms hasta llegar a Hofn, divisamos un camino en el que 3 hermosos caballos nos aguardaban hasta nuestra llegada, donde definitivamente instauraríamos nuestra morada, porque ¿qué mejor despertar que viendo a 3 jóvenes y vigorosos caballos jugando entre ellos?




DÍA 8 01-07-2014 Hofn- Cascada desconcida- Breiddalsvik - Eskifjordur
Con la misma imagen de la noche anterior ( que al final nos dieron las 2 a.m), nos despertamos en torno a las 8 a.m, y fuimos a saludar a nuestros nuevos amigos. A los que dimos también de desayunar; unos trozos de pan incomibles para el ser humano, que los caballos más tarde saborearían con placer.
Tras desayunar y obtener energías, tomamos rumbo a Hofn, donde a la llegada repostaríamos en la gasolinera N1 (las hay a lo largo de toda la carretera N1) y continuaríamos nuestro largo camino hasta Breiddaslvik, lugar de paso hasta nuestro destino, Eskifjordur.
Durante el trayecto la vegetación ya fue cambiando, ampliando las zonas verdes, aunque sin vegetación alta. Siempre musgo haciendo de fina y esponjosa cobertura. Es aconsejable, tal y como nosotros seguimos el consejo de los grandes de Islandia24 , hacer la ruta hacia el Este, por la costa.
Disfrutaréis de un paisaje muy variado, con el mar como protagonista obviamente, acompañado de altas montañas desnudas, otras con nieve y otras ya con algo más de vegetación que el simple musgo. Incluso pudimos disfrutar de las maravillosas vistas de unas marismas con arena volcánica, precedidas de un maravilloso campo de algodón.
Durante el trayecto, el viento fue el gran galán de la fiesta, un viento que balanceaba el coche de un lado hacia otro, teniendo que sujetar firmemente el volante. Algo que predominó también en este diverso trayecto, fueron los caballos salvajes. Pudiendo presenciar una imagen que valió la pena haber detenido el vehículo frente a ellos para observarlos. Eran 6 nobles equinos arrancando a galopar, a los que justo cuando fotografiaba, pude captar un pequeño vídeo para revivir en cualquier momento esa bella imagen.
Antes de nuestra llegada a Breiddalsvik, tras unas 2 horas de conducción al menos, con paradas siempre obligatorias para fotografiar y hacer algún tentempié, decidimos comer en un merendero situado a la orilla de la carretera que cruza el pueblo. Allí sacamos nuestro hornillo, y nos hicimos unos woks de los de microondas, pero hirviendo agua y echándosela para hacerlos. Con ese frío y viento que hacía (unos 10 grados de temperatura) , entraban muy bien, acompañados de una buena y auténtica sobrasada mallorquina para completar el menú.
Al comer, ya sólo nos quedaría cerca de 1 hora y 40 minutos. Ese día sabíamos que la ruta sería larga, pero la recompensa que vendría a posteriori, te hacía no desfallecer jeje.
Continuamos viendo montañas con clapas nevadas o hielo perpetuo, seguidas de ya una hierba más alta, y a continuación el mar. Ya estábamos entrando en los fiordos del Este. El mar según le daba o no el sol (cuando quería salir algún tímido rayo), cambiaba de color ofreciéndote un mar bicolor; un azul marino intenso, tirando a gris y un azul más clarito. Continuando bordeando la costa pudimos divisar una pequeña sucesión de viviendas bajas y una pequeña fábrica, todo establecido en el borde de un fiordo, al acerarnos, ya estábamos en el pueblo de Reydarfjordur, a escasos kilómetros de Eskifjordur. Tras pasar por este pueblo, accedimos a un túnel de unos 5,5 km de longitud, muy bien acondicionado en su interior, con puestos de socorro, buena iluminación y zonas de estacionamiento del vehículo en caso de emergencia; antes de entrar en el túnel, ya vimos el que parecía ser nuestro destino, resultando que finalizado el túnel, ya estábamos al otro lado del fiordo buscando nuestro alojamiento en el Mjoeyri Guesthouse. Situado en un enclave privilegiado, al final del pueblo costero, en pleno fiordo con unas vistas espectaculares. Llegamos justo al mismo tiempo que su propietaria, la que nos recibió y enseguida nos enseñó nuestro aposentos, pasando por una original barca adaptada a piscina de agua caliente, situada en el exterior de las cabañas de alojamiento, y con vistas a la salida del fiordo. Al llegar a nuestra habitación, también con unas vistas de portada, fuimos darnos un relajante baño en el barco piscina-jacuzzi, al aire libre pero bien calentitos. Es uno de los placeres de Islandia, sus piscinas de agua caliente.
La propietaria del guesthouse nos recomendó acudir a cenar a un restaurante del mismo pueblo, llamado Randulff's Sea House; una antiquísima casa de pescadores, de madera, que mantiene intacta su planta superior, tal y como la dejaron los pescadores que la habitaban, con sus mantas, objetos personales, etc. La planta inferior, también llena de objetos de los sus antiguos habitantes, está acondicionada como restaurante. Tras cenar allí sólo puedo decir que es altamente recomendable si se visita la zona, cenar o comer en este lugar. Cominos por una parte la recomendación del día, es decir, la pesca del día. Un pescado islandés del que desconozco el nombre, que estaba impresionante, con su cuidada guarnición, y también una deliciosa carne de reno, también con su medido acompañamiento. Eso y 2 cervezas de la marca Viking, de 0,5ltrs, nos salió por unos 63 euros creo recordar. Fueron bien pagados, os lo aseguro, el sabor es indescriptible, y el buen trabajo del cocinero ya lo dice mi comentario.
Con el cuerpo arreglado, nos fuimos de nuevo al alojamiento, y ya nos fuimos a dormir. Durante la noche pasamos del buen tiempo, incluso algún rayo de sol, a una verdadera ventisca, que incluso la regente del guesthouse quedó impresionada con la violencia con la  que el viento y el mar golpeaban. Sobre todo se notó porque estábamos prácticamente encima del mar, aunque ese temporal no fue óbice para que no durmiera a pierna suelta, aprovechando ese maravilloso enclave.




DÍA 9 02-07-2014  Cascada Hengifoss-litlanesfoss- Hverir/Nammafjall -Myvant
A las 7 a.m ya estamos en pié, desayunamos en una cuca sala de estar, y tras abonar el alojamiento-desayuno nos despedimos e iniciamos el trayecto a dos espectaculares cascadas situadas a 1 hora y 10 minutos de Eskifjordur ( eso si no te paras a cada momento para hacer fotos, como hacíamos nosotros; porque se puede alargar hasta casi 2 horas jeje)
En dirección a esta zona, ya adentrándonos entre montañas, se nota la bajada de temperaturas, influenciada por el emparedamiento de las montañas manchadas de nieve, que su deshielo provocaban numerosas cascadas. Con más agua subterránea y dejando la salinidad de los fiordos, la vegetación va creciendo, siendo la zona Este, la única zona en la que hay árboles tipo abedul, en el resto de zonas, si hay árboles, algo poco probable, han sido plantados por el hombre. Con el fondo de las montañas nevadas, los árboles a ambos lados de la carretera y ya un enorme e imponente lago Logurinn acompañándonos durante gran parte del trayecto a Hengifoss, daba la impresión de estar conduciendo por Canadá (país que no hemos visitado, pero por las fotografías vistas, nos dio la esa impresión).
Cuando llegamos a través de la N1 a la 931, y vemos un puente de unos 500 metros que te lleva al otro lado del lago, una vez cruzado hay que girar a la izquierda y enseguida a la derecha se observa un parking donde se inicia la excursión hacia las cascadas Hengifoss y Litlanefoss.
Nos esperaba 1 hora de camino en ascenso hasta la llegada a Hengifoss, y  la jornada, que se inició marcada por una intermitente lluvia, acabó por detenerse y respetar nuestro tiempo para la visita a estas maravillas de la naturaleza. Iniciamos el track, y a escasa media hora, nos encontramos con Litlanesfoss, una impresionante cascada formada por un estrecho y elevado paso entre columnas basálticas, dejando una caudalosa caída de al menos 20 metros. De la que deduciríamos más tarde que se trataba de un paso de Hengifoss, tratando de abrirse hueco entre el angosto paso basáltico. Para nosotros, fue más atractiva que su progenitora Hengifoss, a la que para acceder, casi tenemos un percance que se podría haber pagado muy caro. Hay un último tramo para acercarte, en el que había un cartel que ponía CLOSED TEMPORARLY, y al ver que había gente próxima a la imponente y arrinconada Hengifoss, pensamos que pasaron por allí y decidimos intentarlo; resultando que estaba tan vertical el paso, terroso y húmedo, que resbalamos un poco, e inmediatamente dimos media vuelta para marcharnos y observar la cascada desde más lejos. Si bien logramos ver otro acceso más seguro y pudimos aproximarnos hasta ella, teniendo que cruzar un pequeño tramo de río que venía de una cascada lateral antes de la protagonista del lugar. De aspecto oscuro, con las paredes rojizas, como si fuera la antesala del averno, e inaccesible hasta sus pies, allí estaba Hengifoss. La admiramos unos instantes y como amenazaba lluvia y la experiencia de mojarse no nos agradaba, volvimos hasta el parking, volviendo en cada momento la mirada atrás  para poder observar a ambas cascadas una vez más antes de dejar el lugar.
Ya en el coche, pusimos rumbo a Myvant, zona volcánica muy activa en Islandia, 2 horas y media de camino nos esperaban todavía.
Ascendiendo hacia latitudes mayores, ya dejábamos el Este, y el viento se fue incrementando, descendiendo la temperatura hasta los 6 grados aproximadamente, con una sensación térmica aún menor debido a las fuertísimas rachas de viento que azotaban la zona. El paisaje había cambiado por completo, desolación  por donde miraras. Estábamos en los techos de las montañas, al lado de las manchas de nieve que se ven a lo lejos, un paisaje volcánico, de otro planeta, era el que veíamos  hasta donde la vista alcanzaba,  y así hasta la llegada a la zona volcánica de Hverir/Nammafjall, plagada de zonas sulfuradas y lodo bullente, por la acción volcánica aún presente en el lugar. Se pueden divisar al menos 2 fumarolas muy activas, que dan apariencia de ser artificiales debido a la gran cantidad de humo que emanan. Además hay varias pozas de lodo burbujeante, en las que se evidencía la presente actividad geotérmica bajo tierras islandesas. El acceso está sujeto al pago de una entrada de 800ISK por persona (unos  5 euros aprox). Se puede pagar con tarjeta!! A pesar de su lejanía con la civilización, tienen su TPV con las pilas cargadas. Es algo que en Islandia tienen muy instaurado, el pago con tarjeta en el 99% de comercios. Recuerdo, si no lo dije, también en el chiringuito situado en el parking de la cascada Skogafoss, también se puede pagar con tarjeta.
Tras dar una vuelta por el recinto volcánico, realizamos un pequeño ascenso a una montaña desde la que tendríamos una amplia panorámica de toda la zona con sus diferentes atractivos. Zonas sulfuradas, fumarolas y pozas de lodo activas. Sin embargo, como el terreno estaba algo complicado y no queríamos más riesgos innecesarios hoy, subimos unos 30 metros por el lateral  y desde allí tomamos la instantánea. Hay que decir que cogimos un sendero paralelo al sendero marcado como "legal" jijiji.
Visitada la zona de Hverir/Nammafjall, y previa a la llegada al pueblo de Myvant, localizamos los famosos baños termales de Myvant, a los que echamos un vistazo para al día siguiente ir a disfrutar.
Antes del tomar el desvío a nuestra guesthouse,  hicimos una pequeña inspección del pueblo y repostamos el depósito en la gasolinera, de nuevo la red de gasolineras N1. Además preguntamos en el punto de información que hay justo en frente, cómo estaba el camino a Askja, nuestro destino de mañana. Pero tras la predicción del tiempo, que daban algo de nieve, y luego lluvia, además del día que estaba haciendo, el plan como que se iba torciendo. Y es algo que hay que tener muy en cuenta, ya que te adentras 100km a las Highlands islandesas y el clima se vuelve muy rudo. La temperatura ya en Myvant rondaba los 5 grados, y para Askja se estimaba una máxima de 1 grado y mínima de -1. Además el gran inconveniente, fue que nos dijeron (algo que intuíamos al saber que un tramo estaba todavía cerrado) que la carretera F894, todavía cortada estaba llena de nieve, y por tanto habría que caminar 4km por nieve hasta llegar al parking y luego el tramo hasta llegar a la caldera. Y lo mismo de vuelta. Pero no cejamos en nuestro empeño y preguntamos en un hotel que alquilaban además vehículos, y fingimos querer alquilar un todoterreno (ya disponíamos de uno, el Ford Escape V6) para ir allí, y nos lo desaconsejó, recomendando hacerlo con una agencia.
Para cerrar el círculo de investigación (y me adelanto al relato de la llegada al guesthouse) preguntamos a la recepcionista del lugar donde nos alojaríamos mañana, y ahí quedó todo más claro. Nos advirtió que incluso algunos súper jeeps estaban teniendo problemas para acceder. Por tanto descartamos la opción por completo. Los lugareños desaconsejaban hacerlo en esta temprana época (quizás a partir de la segunda quincena de julio ya comienza a ser más viable o mejor dicho más seguro).
 A continuación nos dirigimos bajo la recomendación de la página Islandia24 , a dar una vuelta a todo el lago; que además el sol entrecubierto con nubes pero presente, nos ayudó a tener un tour más completo. En el interior del lago  ya se observaban los pseudocráteres de Skutustadir ("complejo natural de formaciones de lava) y las vistas eran espectaculares. Parecían formaciones artificiales, y cuando llegamos al otro extremo del lago, decidimos aparcar en zona habilitada y pasear por un tramo practicable del lado.
A continuación dimos toda la vuelta al mismo, volviendo a salir a la N1 y regresar a Myvant, donde cenaríamos en el Vogafoss restaurante, lugar en el que mañana día 03-07-14 nos alojaremos una noche y volveremos a cenar. La noche de hoy tocaba en el housemóvil.
La cena en este restaurante-vaquería fue deliciosa (Vogafjoss Restaurant), a la entrada, donde está también la recepción del guesthouse, tienen una cristalera donde se puede observar como están las vacas que tienen, a las que cuidan y ordeñan. Nos dijeron que a las 7:30 a.m y a las 18:30 p.m, las ordeñan y se puede probar la leche recién ordeñada. Ya os contaré en la siguiente etapa qué tal fue.
En este restaurante de comida local, comimos una hamburguesa de ternera, con ensalada y un queso hecho por ellos, y una patata horneada y gratinada por encima con algo que desconoco pero que estaba muy bueno y crujiente. Mi mujer tomó un cordero con también una perfecta guarnición  y como no, 2 buenas cervezas islandesas Viking, al parecer de Akureyri. La cena nos salió por unas 9800 ISK creo recordar, cerca de 65 euros. ¡¡También fueron bien pagados!! Y hasta aquí el día hoy, tras la cena buscamos un hueco donde aparcar nuestra vivienda y preparar los bártulos y descansar para el día siguiente, cargado de tareas, poder cumplir. Decir que ya en esta zona del país, percibí el famoso olor a huevo podrido o cocido, según la pituitaria que lo detecte, cuando abres un grifo.




DÍA 9  03/07/2014  Grjotagja- Storagja- Krafla- Cetral geotérmica- Dimmurborgir- Baños termales de Myvant.
Un nuevo día amanecía como siempre con 1 hora de adelanto a nuestro despertador, eran las 7 a.m, y nos despertamos frente a unas rocas (ayer elegimos parar nuestra vivienda allí)  que emanaban el característico vapor de la zona. Pudimos comprobar que de toda la ruta que llevábamos a nuestras espaldas, la zona de Myvant (kilómetros antes de la llegada) ya refleja una gran actividad geotérmica.
Desayunamos, y ya notamos que el clima, como he ido indicando, era más frío. En primer lugar nos dirigimos a Grjotagja, las cuevas sobre formaciones de magma, que alojan en su interior una pedazo de piscina de agua caliente, de la que se prohíbe el baño, aunque apetece nada más verla ( al parecer antes se podía dar un baño, pero hace poco colocaron un cartel indicador de las prohibiciones entre otras informaciones). Tras la visita a la cueva, nuestra idea era visitar Dimmurborgir, pero a la llegada al aparcamiento, perfectamente señalizado por la carretera que recorres una parte del lago Myvant, comenzó a llover insistentemente. Algo injusto teniendo  en cuenta que la predicción del tiempo, en la página islandesa www.vedur.is , nos engañó diciendo que no llovería en todo el día, incluso haría algún rayo de sol. Era injusto. Viendo que no cesaba, lo aplazamos para la tarde (esto va así, o chubasquero y a jugar, o "pasa palabra" y luego vendrá) y nos dirigimos a probar suerte a la caldera de Krafla, parando primero en la zona de la falla volcánica de Storagja, lugar al que no le hicimos mucho caso, no se gozaba de buena visibilidad. Seguidamente y pasando por la espectacular central de energía geotérmica, aprovechando esta riqueza natural de agua caliente (junto con otras 4 centrales más) para abastecer a todo el país de energía, llegamos a Krafla.
En Krafla el tiempo no mejoró, pero en un momento y cuando ya nos habíamos enfundado en nuestros chubasqueros, salimos y paró de llover, aunque lloviznaba muy tímidamente. Algo muy usual en Islandia, un tiempo muy cambiante. El fuerte viento marcó esta visita y también la baja temperatura, estando en el filo de la caldera a 0 grados centígrados, con los pies llenos de barro, ya que había llovido y las manos heladas. Y aunque estaba tapada por la niebla, el agua azul turquesa del fondo se apreciaba sin duda alguna. Era una imagen impactante, una caldera de un volcán, y estando a temperaturas de 0 grados. Otra de las diversidades climáticas, y la más común, de Islandia.
Al finalizar, decidimos quitarnos una espinita y al menos recorrer algunos kilómetros de la carretera F88, rumbo a Askja. A unos 20 minutos desde Krafla, allí la vemos, la puerta del averno, con sus recomendaciones de llevar combustible para 268 km al menos, también aviso de existencia de ríos y la advertencia de únicamente realizar esta etapa con un vehículo todo terreno. No sirven vehículos 2wd ni 4wd; además yo no me la jugaría porque hay ríos que pasar, y ya con nuestro 4x4 pasábamos pena porque no lo veíamos lo suficientemente alto, con un coche ni te cuento.
En ese momento salió un turismo de la carretera, totalmente manchado por detrás. No podía ser que viniera de Askja, con esa altura al motor le entra agua y se acaba la función. Seguramente su plan fue el mismo que el nuestro, pisar la F88 y observar su expansión y soledad.
Eran las 13:30 p.m creo recordar y nos adentramos unos 20 km, atravesando el desierto de Odadarahraun, y ya se percibía lo respetable que era el trayecto, con 2 coches nos cruzamos y la zona era una auténtica desolación dominada por los campos de lava, la ceniza, roca que parecía de otro planeta y algo de vegetación superficial esparcida en parte del camino. Había algún tramo bastante abrupto, en el que la velocidad se reduce a 20km/h si no quieres sorpresas o ir votando de lado a lado. Cabe decir que en esta carretera, de tierra, en el trayecto que realizamos, no sobrepasamos la velocidad de 60 km/h.
Durante esta pequeña avanzadilla para saciar nuestro apetito de carreteras tipo F, tratamos de llegar hasta el primer río y ver qué caudal llevaba (ya habíamos cruzado ríos en la F225 desde el Sur y por la F208 de Landmannalaugar dirección a Eldja, por el Sur). Pero sabiendo que ya lo descartamos muy a nuestro pesar (y para colmo no llovía nada, aunque el tiempo cambia de un momento a otro), de la ruta programada, dimos media vuelta y retornamos hasta Myvant, siendo acosado por un autubús enorme, por la N1, que el muy imprudente me adelantó  a mí y una furgoneta a la misma vez, y después a un tercer vehículo, todo eso yendo yo a 100km/h por la N1 (donde la velocidad máxima en toda la N1 es de 90 km/h).
Una vez en Myvant, y tras dejar atrás, un tiempo de unos 40 minutos en la F88, 20 minutos del desvío de la F88 hasta el desvío para ir a Myvant, ya siendo las 15 horas aprox., nos registramos en el hotel Vogafjoss GuestHouse, nos dimos una ducha y comimos un wok de estos de microondas, pero en nuestro caso hervimos agua con nuestro hornillo se la echamos 3 minutos y listo para comer. Tras preparar la mochila para acabar el día en los baños termales de Myvant, y ahora con el tiiempo de  nuestro favor, únicamente viento y nublado; fuimos hacia Dimmuborgir, un espectáculo de escoria volcánica que ha dado forma a lo que parece un plató  de rodaje de películas de terror. Por allí puedes hacer hasta 3 trekkings creo recordar, que en total arroja un tiempo d 2 horas aproximadamente. Nosotros hicimos una ruta hasta lo que se llama  -Kirkja-. La pequeña excursión, siguiendo los hitos con la punta de color rojo, de unos 30 minutos ida y vuelta, merece muchísimo la pena (aunque se disponga de tiempo, como mucho, de las 3 rutas que creo que había, con hacer un máximo de 2, lo veo bastante, ya que acaba siendo todo un mismo paraíso de creaciones naturales abstractas). Las fotografías no le dan el aspecto que realmente aprecia el ojo humano, realmente es digno de ver, de pasear por allí y meterte en una película de terror.
Saliendo de allí nos fuimos directos a nuestra cabaña, muy bien acondicionada por cierto; radiadores en el baño y dormitorio, buena iluminación y un espacio con mesa de jardín y dos sillas por si el frío no te importa, te sientes a tomar algo (yo comí sentado al fresco). Enseguida nos ducharíamos y prepararíamos para cenar. Ya siendo las 19:00 p.m si no voy mal, estábamos en el restaurante listos para repetetir el espectáculo gastronómico que ayer también nos dimos. Hoy tocaba un cordero en filetes para mí, con su guarnición, y mi mujer un salmón del ártico, que  estaba impresionante. Como la noche anterior ( o mejor dicho  tarde, ya que a las 21h ya estábamos en las piscinas termales de Myvant , cenando como auténticos turistas extranjeros en España jeje) disfrutamos tanto que los platos no fueron rebañados y limpiados, porque no teníamos pan. Hasta nos comimos la piel del pescado, con la mermelada que preparan para el corderito, que está buenísima.
De ahí llegamos a las piscinas, y tras pagar la entrada de 3500 ISK por cabeza ( si se compra en el centro de información pilla de camino, te sale la entrada por 3150 ISK, un 10% de descuento). Al abrir la puerta de acceso a la piscina y ver aquel espectáculo de la naturaleza, a 8 grados y más de 15 personas dándose un baño de lo más placentero en aguas de color azul turquesa brillante, de tonalidad espesa, y con el vapor emanando desde la superficie en contacto con el aire frío, sin pensarlo e impulsado por el frío, nos lanzamos al agua sin más, teniendo una sensación mágica,  por estar en el privilegiado enclave geográfico, a la temperatura exterior que estábamos, y disfrutando de la climatización natural que proporciona la propia tierra. Era espectacular, digno de probar; esa es una de las visitas obligatorias, disfrutar de un relajante baño en una piscina termal. Tras casi 1 hora y 30 minutos, salimos y nos duchamos, dejándome impresionado una máquina instalada en el vestuario, que introducías el bañador mojado, cerrabas la tapa presionando con tu mano, y en menos de 30 segundos, la minisecadora ya ha actuado, dejando en un 90% seco el bañador. Además también me llamó la atención un secador de pelo anclado a la pared, de estos típicos cascos de vapor que hay en las peluquerías de señoras; pero con sensores de proximidad y cuando pones la cabeza debajo, sale el aire. Nunca lo habíamos visto antes. Vivimos en la tecnología.
Finalizado el baño y duchados, parecía que nos habían dado una paliza. Tomamos rumbo a nuestra pequeña y acogedora cabaña, y a descansar que la ruta de mañana se presenta pasada por agua.



DÍA 10    04-07-2014 Detifoss- Selfoss- Asbyrgi-  Godafoss- Akureyri - Husavik- Blonduos
7 a.m, como de costumbre madrugamos sin hacer sonar el despertador, aunque en esta ocasión, se estaba tan cómodo y el fin del día anterior había sido agotador (una buena sesión de baños termales en los Myvant Natural Bath; que hicimos apurar la alarma del teléfono móvil. Aunque no queríamos perdernos a las 7:30 como ordeñaban las vacas. Y como un clavo, allí estábamos, aún no habían ni abierto la puerta.
Tras coger el mejor sitio que consideramos, con vistas a las cristaleras de las vacas, empezamos a degustar un amplio desayuno bufet. Con productos de elaboración propia como los quesos, algún pan y como no, la leche, leche pura de vaca. No tomamos la recién ordeñada ya que está caliente y  a mi gusto es preferible más fresquita. Que también disponían en el desayuno bufete; tomar esa leche en ese lugar era tan especial, pudiendo ver como las ordeñaban e incluso como transportaban la leche a través de unos conductos a la vista por el interior de la recepción del restaurante. Esa leche, para que os hagáis unan idea, casi se podía "masticar" de lo completa que era. Yo creo que tomaría casi 3/4 de litro, y mi mujer 1/4, así que 1 litro nos zampamos. El día ya podía comenzar bien, teníamos las pilas cargadas (habiendo desayunado salmón ahumado, cordero ahumado, mermeladas, quesos, zumo de naranja, distintos panes y cereales) y nos esperaba una dura sesión de kilómetros marcada por una negativa predicción del tiempo.
A las 10 horas dejamos el alojamiento y pusimos rumbo a Detifoss, por la N1 y tomando el desvío que hay justo antes de comenzar la F88 (" las puertas del averno", Askja), la continua aunque ligera lluvia seguía haciendo acto de presencia y la visita a la cascada Detifoss y Selfoss aparentaba ser marcada por las lluvias.
Tras alrededor de 1 hora de camino, llegamos al desvío donde indicaba que a 3km llegaríamos a nuestro destino, y a parte de observar un terreno oscuro, del estilo al primer tramo del camino a Askja; ya se podía observar la cortina de agua que emanaba la caudalosa Detifoss, como si un microclima hubiera en ese lugar.
Llegamos al parking, y hay que caminar unos 5 minutos, no llueve. Cuando al fin la vimos, impactante la cantidad de agua (entre 200 y 500 metros cúbicos por segundo, según datos de wikipedia), ese microclima que parecía haber, ahí estaba, comenzó a llover. Lluvia creada por el halo de agua de la caída del caudal al golpear abajo; la lluvia ficticia no nos detendría en captar fotografías y observarla como  se merece, era impresionante. Tras verla desde 3 puntos distintos, ya con los pantalones empapados (de la parte de arriba llevábamos chubasquero, el pantalón lo dejamos en el coche grrgrrrr) fuimos a la cascada que le precede, Selfoss, más pequeña pero no menos impactante. Un nacimiento principal de gran caudal de agua, seguido de varios más, tratando de abrirse hueco entre las fallas de la roca que marcaban el curso de la cascada.
Finalizada la visita, fuimos a los baños que hay en el aparcamiento, y son dignos de mención, eran asquerosos. Vale que se agradece un baño en medio de la nada, pero el sistema no es el  más higiénico, y para un hombre no hay problema, pero la mujer tiene algún inconveniente más. Eran box portátiles, sin cisterna claro está, y con un depósito que era el propio wc; el cual estaba lleno de orín, heces y papel, apestando.
De ahí tomamos rumbo a Asbyrgi, para visitar el gran cañón del que cuenta la leyenda que fue una pisada del caballo del Dios Odín, pues tiene forma de herradura. Durante el camino lo que nos llamó la atención es que comienza a haber más vegetación de lo habitual en Islandia, con excepción de los fiordos del Este (y seguramente los del Oeste, los que no visitaré por falta de tiempo), tras 1 hora de camino, llegamos al aparcamiento e hicimos el tramo que teníamos establecido, Botnstjörn, un pequeño paseo hasta un lago en el centro del cañón. Luego ascendimos un poco más por un lateral, a través de un sendero paralelo y tratamos de captar la geometría del propio cañón, siendo algo difícil. Recomendamos que si se dispone de tiempo cuando se visite el cañón de Asbyrgi, que se haga esta otra "excursión" de unas 3 horas de duración; en el que podrás captar en su totalidad la formación del cañón desde el centro, pero en la parte superior. Esa excursión se llama Klappir.
De Asbyrgi ya tomamos rumbo a la que sería nuestra última visita a una catarata en Islandia, Godafoss. A 1 escaso kilómetro de la llegada, en un tramo elevado, una espesa niebla no nos permitía ver a una distancia de 5 metros y eso nos enfureció al suponer que la cascada estaría "inobservable". Porque Islandia si algo tiene de "malo" es que es muy desagradecida; te puedes tirar todo el día haciendo kilómetros para visitar un punto, y aunque la predicción sea favorable, ten por seguro que la probabilidad de que esté nublado o haga llovizna, es elevada.
Nuestra suerte fue que ese banco de niebla desapareció al avanzar, y por fin llegamos a nuestro destino. Recorremos los metros desde el parking hasta la primera vista. Espectacular, elegante, "sentada" en semicírculo mirándose entre sí cada una de sus fuentes. Esa era la impresión que nos causó, pero aún quedaba más, tras cruzar el puente que pasa de un lado a otro de la cascada, nos acercamos a un punto de observación más completo, y entonces emitimos el veredicto, Godafoss, haciendo honor a su nombre, la diosa de todas las cascadas. Oxarafoss, Gulfoss, Seljalandfoss, Skogafoss, Hengifoss, Litlanefoss Detifoss y Selfoss ... todas ellas con su características principal que las hace diferenciarse la una de la otra, pero Godafoss, estaba por encima de todas, tenía un poquito de cada una. Y con esa visita, resistiéndonos a abandonar el lugar a pesar el viento y frío que hacía, 6 grados, proseguimos nuestro camino a Husavíc, unos cuantos kilómetros nos esperaban.
A la llegada, tras llenar el depósito de gasolina, fuimos al puerto, al bar-restaurante Gamlic Baukur; donde bajo recomendación de Islandia24, tomamos entre otras cosas, la típica sopa islandesa, de cordero. Muy buena y más con el fresco que hacía, alrededor de 5 grados. Cometimos un gran fallo, y es que en una zona costera siempre hay pescado. Teníamos tanta hambre que pedimos 2 hamburguesas (muy buenas también por cierto), y ya con el estómago lleno nos fijamos en una pizarrita que ponía: The catch of the day: bakur cod ... es decir, la cogida del día, ¡¡pescado fresco!!, y encima era bacalao! En los próximos días no nos podía volver a pasar.
Y con el estómago lleno hicimos la que sería la penúltima etapa del día, dirección Akureyri, al menos 1 hora de camino. A la llegada, ya no percibíamos esa superpoblación turística, donde en cada arcén, en cada merendero, había un turismo estacionado captando fotografías. Akureyri es una ciudad muy urbana, con pocos atractivos turísticos a nivel paisajístico. Aunque después de la superdosis de paisaje tomada durante los últimos días, venía bien romper un poco la rutina.
Dimos una vuelta por el pueblo, sin llegar a pararnos porque aún teníamos que llegar a Blonduós (modificamos la ruta ese día, y sabíamos que iba a ser duro, pero para mañana, hasta Arnastapi, serían menos kilómetros).
 A la llegada a Blonduós, paramos en la estación de servicio N1 y pudimos ir al baño, pensamos en cenar algo de lo que ofrecían, pero no queríamos guarrear más porque 1 hamburguesa (o perrito)  al día es más que suficiente, aunque sea de la mejor ternera islandesa; y nos dispusimos a inspeccionar el pueblo para buscar un lugar donde estacionar nuestra vivienda con ruedas. Durante esta misión, pudimos ver como 2 colonias de patos, de entre 70 y 100 ejemplares, tomaban una zona verde de la localidad como si fuera lo habitual.
Tuvimos varias tentativas para "echar el ancla" pero los lugares no nos terminaban de convencer. En un camping que al parecer había que pagar y no encontramos a ningún responsable (ni ganas que había tras el cansancio acumulado), una chica que fregaba los platos a las 23 horas p.m,  nos miraba acusadamente hasta que la muy “amable y comprensiva” nos intimidó y nos marchamos  a otro lugar. Finalmente y tras varias vueltas, acabamos en una calle frente a un campo de fútbol, y allí pasaban coches con gente muy  curiosa, dos grupos de 2 chicas paseando a las 23:30 p.m con el frío y viento que hacía; todos parecían no querer dejarnos dormir tranquilos. Cada vehículo que se aproximaba a nosotros, miraba incesantemente. Claro que el parasol colocado en el parabrisas, llamaba un poco la atención en Islandia, donde el sol no sale muy generosamente. Y añadido a los trastos depositados en los asientos delanteros, ya remataba; no sé qué parecíamos, pero el sueño podía con nosotros y nos daba igual lo que pensaran o si se sentían molestos, allí estaba únicamente un turismo todoterreno bien estacionado. Antes de echarnos a dormir, sacamos nuestro último paquete de jamón ibérico envasado al vacío, y nos fuimos a dormir con buen sabor de boca tras las largas horas de conducción del día de hoy.
Nos llamó mucho la atención es que en esta zona, llegando a Husavík y desde ahí en adelante, había gran cantidad de caballos islandeses, y como siempre, todos muy elegantes y variados. No nos cansamos de ver caballos en Islandia, son animales puros.
Hay que señalar que la zona del Norte,  por la costa hasta la llegada ya al Oeste, no se aprecia tanto visitante, no disponen las carreteras de tantos paradores como desde el Sur hasta el Sureste (incluyo obviamente, aunque casi en el centro a Myvant) No es un lugar cómodo ni recomendable para dormir en el coche, salvo que hayas podido instalarte en un camping.



DÍA 11  05-07-2014  Arnastapi- Hellnar- Península Snaefells (Djunpalonssandur-Epine Gimbsby- vista del Snaefjoküll)
Tras una noche con mucho viento pero sin nada de lluvia, amanecimos a las 7 a.m con más viento y lluvia. Ya nadie paseaba por nuestro lado pese a ser un lugar apartado. Fuimos a la estación de servicio N1 a ver si podíamos utilizar el servicio, peor hasta las 8 a.m no abrían las puertas, por lo que fuimos al camping del que fuimos "desterrados"; y aprovechando que aún todos yacían en sus aposentos, utilizamos los baños. Siendo la hora de apertura de la estación de servicio, nos dirigimos hacia allí; éramos los primeros clientes, entré yo solo, con un gorro, mis gafas, una chaqueta casi 2 tallas más grande y la barba de 10 días ( no es muy frondosa, pero no llevaba arreglado el cuello) El dependiente nada más entrar no me quitaba ojo de encima, preguntándome que si buscaba algo en especial, y al escoger un brick de leche y otro de yogurt de fresa, a la hora de pagar, pensaría que era un mendigo (con todos mis respetos), porque de repente extraje de mi bolsillo cerca de 1500 ISK en monedas de todo tipo jajaja, quería deshacerme de ellas y se me ocurrió decirle: " i have a lot of coins" ( cual mendigo ha estado recogiendo limosnas durante todo un duro día y busca algo para echarse al buche). Enseguida le pido permiso para utilizar el servicio y cuando me dispongo a lavarme los dientes aparece de repente como si me vigilase, y me dice algo muy rápido mirando al techo, que no entendí lo que era, pero el caso es que se marchó y pude asearme tranquilo.
Al salir y reírme después contando a mi mujer la situación ocurrida, desayunamos en el coche nuestro menú de housemóvil, rebanadas de pan de molde con miel, mermelada, un batido de chocolate y zumo; y  sin pisar el asfalto siendo las 8:30 a.m  pusimos rumbo a Arnastapi, por la N1 y tomaríamos desvíos por las carreteras 68 Y 54 para ir por lo máximo por la costa. Recomendable para no perderse uno de los mayores atractivos de la esa zona. La lluvia y el viento marcaron el ritmo de todo el trayecto, y pese a haber visto que desde Arnastapi hasta Snaefells no se predecía lluvia, parecía que de nuevo vedur.is nos engañaba, no nos fiábamos.
A medida que acortábamos kilómetros el tiempo seguía igual, incluso más viento aún, de en torno a 50 km/h, muy molesto a la conducción. Nos metimos por dos "road gravel", sin asfaltar y muchos baches y gravilla. La lluvia ahora era llovizna, y eso añadido a la estela de polvo de estos tramos, dejó el coche parcialmente machado de barro, digo parcialmente por el lado del copiloto que era donde no pegaba el viento y sí la lluvia, estaba bien limpito.
Creo haber dicho anteriormente, que los paisajes desde el Norte hasta antes de acceder al Oeste, son ya más "europeos", menos volcánicos. Al menos esa fue la impresión que tuvimos; sin embargo, al acceder a la carretera 55, ya se podía inferir la presencia de actividad volcánica. Campos de lava extensos marcaban el sendero. Un paisaje realmente digno de ver y sentir. En ocasiones una cámara de fotos no podrá transmitir la imagen real y se pierden sensaciones inexplicables.
Al encarar el último tramo hasta Arnastapi, primera parada, la lluvia parecía detenerse y el cielo negro y nublado, parecía aclararse (ojo, no a salir el sol, sino unas nubes más claras).
Llegados a Arnastapi lo primero que vimos por culpa del hambre que teníamos, fue un restaurante del que no recuerdo el nombre, pero sí que está prácticamente al entrar al pueblo, a escasos metros del único surtidos de combustible que hay. Pero como dejó de llover, aunque el fuerte viento no remitía, decidimos observar y fotografiar el gigante vikingo formado por centenares de piedras, muy bien trabajado por cierto. También hicimos el paseo hasta el saliente que hay a 50 metros hacia el mar del gran hombre de piedra, y gozamos de unas bonitas vistas.
Enseguida fuimos a comer, pero divisamos otro restaurante, de fachada blanca que ponía Iceland food creo, y entramos pero el panorama era entristecedor. Parecía un velatorio, unas 4 parejas distribuidas en las distintas mesas y sin decir ni una palabra. Nos fijamos en la pizarra donde estaba el menú y en menos de 1 minutos decidimos irnos al otro restaurante, el de cerca del surtidor, de color rojizo y con forma de casita de madera.
Allí pedimos un sopa del día (1600 ISK) y un cach of the day (2800 ISK creo recordar), esta vez no fallábamos, acompañado con dos big Viking beer. La sopa nada más probarla, mi mujer detectó que era claramente de sobre, una sopa de champiñones de supermercado. Vaya timada. Te la tenías que servir tú mismo, estaba en una gran olla al fondo del pequeño local, y allí lo que habían hecho era echar 6 sobres de sopa y agua caliente. Saladísima estaba. Aún así repetí del hambre que tenía.
El pescado llegó y la presentación del plato no era mala pero tampoco como lo que habíamos visto hasta ahora. Se trataba de bacalao al horno sobre cebada inflada salteado con verduras y pipas de girasol (peladas). Era bueno pero no para echar cohetes y la broma nos salió por 11.200 ISK, lo que vienen siendo unos 72 eurazos. Partiendo de la base que la comida en Islandia es cara, lo que cominos por ese precio, era aún más caro. Recuerdo con nostalgia el menú en casa de Elin, del Glacier View House, o el restaurante del Vogafoss GuestHouse de Myvant.
De Arnastapi, fuimos hasta Hellnar, donde teníamos 1 noche de hotel reservada en el Hellnar Hotel, 170 euros nada  menos (los alojamientos en Islandia van de los 120 a lo 180 euros por noche). Por un momento y al ver que el fuerte viento no remitía, siendo acompañado en ocasiones de lluvia, pensamos que la visita por el Oeste (península de Snaefells) fue una equivocación que podríamos habernos ahorrado. Pero después de hacer el check in y dormir una siesta de una hora y algo, algo cambió. Quizás esa energía positiva que dicen que Snaefelljokül emana, o quizás que no podíamos abandonar Islandia con ese mal sabor de boca, y aseguramos un lugar donde cenar, el restaurante Fjoruhúsudi en Hellnar, a pie de las rocas de la cala que hay en Hellnar.
Eran las 19:00 horas y ya comenzamos a disfrutar de las maravillosas vistas que ofrecía el mirador que hay sobre este restaurante. Y al bajar a la cala, ya un sonido constante de aves procedente del interior y exterior de una gran cueva, captó nuestra atención. Eran docenas de gaviotas cual murciélago entra y sale de su cueva, posadas en los reposaderos de roca basáltica esculpidos por la naturaleza. Pero eso era más que el preludio a lo que verían nuestros ojos, una espectacular "medusa de melena de león ártica" en la orilla de esa cala. Un obsequio del mar, ya que difícilmente se ven estos ejemplares en la costa, pudimos captarlo con mi cámara acuática y la imagen fue aún mejor que verla desde arriba, impresionante. No tenía los larguísimos tentáculos de los que se habla sobre esta medusa, pero sí su gran melena y forma de flor cuando se abre.
Aún estupefactos hicimos medio trayecto que hay desde Hellnar hasta Arnastapi, arropados por pequeños campos de lava con musgo, y que al recibir tímidos rayos de un sol oculto entre las densas nubes, dotaban de un color especial a toda esa zona.
Tras ello y aprovechando el " buen tiempo" que nos brindaron los dioses, cogimos el coche como alma que se lleva el diablo y tratamos de ir hacia la otra punta de Snaefells, donde más atractivos paisajísticos nos esperaban, pero decidimos dar media vuelta y dejarlos para después de cenar (con el riesgo que ello suponía al poder comenzar a llover de un momento a otro), ya que la cocina la cerraban a las 21p.m y no queríamos riesgos innecesarios. Allí no hay mucha oferta gastronómica.
Una vez en el magníficamente ubicado restaurante, gracias a opiniones de viajeros, en Tripadvisor, fuimos a tiro fijo y pedimos una sopa de pescado y una quiché de verduras (tampoco había mucha más variedad), con dos cervezas islandesas. Antes de servirnos la comida, nos pusieron una panera con pan de fabricación "homemade" y como no, un tarrito de mantequilla para que lo untáramos. El pan estaba delicioso, pero cuando llegaron los platos pedidos, ya fue mejor aún. La sopa de pescado, con salmón, pescado blanco, alguna verdura, y no recuerdo qué otro pescado más, era espectacular. Eso era sopa y no la del otro restaurante.
La quiché de verduras buenísima la tomaras por donde la tomaras. Así que acabamos de cenar, muy contentos, pagamos ( 6500 ISK, 43 euros) y salimos a captar fotografías porque el viento había rebajado su fuerza y un brillo en el cielo nos empujaba a ello.
Primer impacto para la digestión, un oscuro y pesado "Grand Corbeau" (cuervo negro) nos dejó observarlo y captarlo con nuestro dispositivo. Se movía de piedra en piedra muy costosamente, ya lo digo, era pesado. Y de repente se sube a un montículo de 3 piedras, a modo de altar,  permitiendo ser fotografiado. Imagen espectacular, de una especie poco vista entre la variada fauna voladora que habita Snaefells.
De ahí nos dirigimos con el coche hasta la zona de las rutas que hay señaladas como Púfubjarg, Lóndrangar y Malarrif. Hicimos el tramo corto, Púfubjarg, que no el menos bonito por ello.
Desde nuestra posición se podía visualizar a un gigantesco y abrupto Snaefellsjoküll, volcán con un glaciar en su cúspide, que no pudimos ver porque una gran nube se sentaba sobre él. Si bien, todo a su alrededor era un escupidero de magma solidificado. Imagen que impresiona al ver la magnitud del producto de un coloso como es este volcán. Además según he leído, Julio Verne se inspiró en él para escribir su obra, "Viaje al centro de la tierra". Lo hace aún más especial.
La siguiente parada fue la playa de Djupalónssandur. Oculta entre abstractas formaciones volcánicas, una playa misteriosa, de arena negra, y con historia náutica. Un barco naufragó en su costa en el año 1950, y aún permanecen allí restos del fuselaje de la embarcación, ya oxidados contrastando con el negro color de la arena. Además hay en la entrada a la playa, una serie de piedras de distintos tamaños, que según el tamaño de piedra que seas capaz de levantar, eres un tipo de marinero. Hay una fotografía gráfica con la descripción de cada uno de los tamaños y pesos.
Al ir al coche para regresar al hotel, un señor carnero nos estaba esperando en el parking pastando sus anchas y sin espantarse a nuestra llegada, se notaba quien era el líder. Esa grande y rizada cornamenta, ese denso y voluminoso pelaje lo decían todo. Otros ejemplares de esta especie son muy asustadizos, pero él no. Lo observé, lo grabé y fotografié, y en el momento del vídeo, se me encaró, me miró fijamente unos segundos (estábamos a 3 metros de distancia) y continuó con sus quehaceres. Rascarse la espalda con los postes de la señal de información turística, y luego con los bancos y mesas de madera que hay anclados al suelo. Eso fue otro gran regalo del destino, una despedida con mucha participación de los autóctonos del lugar.
Con todo este recorrido, y a falta de haber podido acercarnos más al volcán Snaefelljoküll,  nuestra sed de Snaefells se sació y dimos por cumplida en este caso, nuestra vista a la Islandia salvaje, ya que mañana nos queda recorrer camino hasta la capital, donde pasaremos desde el medio día hasta las 20 p.m, y luego tomaremos dirección al aeropuerto de Keflavik para regresar  a España. ¡Mañana más!
Recomendamos si se pretende hacer la ring road y se va a visitar la península Snaefells (emplead al menos 1 día ¡entero!, a nosotros se nos quedó corto porque fue medio día), entrar por la cara Norte y continuad en sentido contrario a las agujas del reloj, pues tuvimos el fallo de entrar por el Sur hasta Arnastapi y para el regreso había que deshacer camino, aunque decidimos hace más kilómetros y dar la vuelta a la península entera, esta vez sin visitas, sólo alguna parada sin bajar del vehículo por falta de tiempo.


DÍA 12  06-07-2014 Camino de regreso por la Península Snaefells del Este al Oeste, Norte y Sur (Rif, Olasvik)- Borganes- Reikjavik- Keflavik.
Eran las 07:30 a.m y esta vez dejamos sonar el despertador. Curiosamente sólo ha "trabajado" los días que pernoctamos en hotel, ¿será por el hecho de tener que amortizar lo pagado y la utilización de las instalaciones para el aseo? En efecto, intercalar el sueño en el coche con una buena cama, fue una buena opción.
Habiendo preparado ya el 90% del equipaje antes de irnos a dormir, pudimos desayunar tranquilamente en el salón comedor del hotel. Un desayuno siguiendo la misma dinámica que en el resto de alojamientos, mermeladas, mantequillas, zumos, leche, tostadas, galletas, etc; ¡¡pero nunca cola cao, nesquik o derivados del cacao en polvo!! Pude sobrevivir a ello con un poco de azúcar moreno.
Al finalizar el desayuno tomamos los mandos de nuestro Ford Escape y comenzamos a recorrer Snaefells a la inversa, del Sur, Oeste, Norte y Este, viendo de pasada los pueblos de Rif y Olasvik. Ambos pueblos aparentemente muy acogedores y con actividad pesquera, sobre todo Olasvik.
Durante el trayecto, la llovizna comenzó a hacerse notar, además de las densas nubes que parecían que no nos acompañarían en nuestra vuelta a Snaefells. Por última vez dejaríamos atrás los campos de lava, originados por Snaefellsjoküll, eran sus criaturas de magma, sus creaciones. Antes del paso por Rif, un entero arcoíris nos brindó el último fenómeno atmosférico agradable para nuestras retinas. De camino pudimos reconocer la enorme antena de comunicaciones instalada por los americanos durante la Guerra Fría, una antena de unos 44 metros de altura, asegurada por 20 cabos con pesados bloques de hormigón.
Al paso de Olasvik, observamos un pueblo bastante atractivo, con su puerto, un pequeño aeropuerto (no tenía pinta de ser de vuelos comerciales), y nos llamó la atención una señal de aviso que nunca habíamos visto, en la que se avisaba del peligro del cruce de aves con el vuelo bajo por la carretera. Y efectivamente, parecían aves suicidas, venían de un lado y de otro y estaban a punto de estrellarse con el parabrisas del vehículo.
Pasado este punto de peligro, y ya recorrida casi la totalidad de la península, el sol salía entre las nubes, pero la llovizna seguía cayendo. Tomado el camino a Reikjavik, habiendo pasado por la carretera 54 creo recordar, de gravilla y dejado el coche bastante sucio, ya nos fuimos dejando atrás esos paisajes volcánicos para dar paso a nuevamente a unas vistas más europeas, sin actividad volcánica (aunque siempre presente, esta vez en menor medida); con diseminados campos de flores de algodón, muy bonitas, y muchísimos caballos islandeses -junto con las ovejas forman parte de la población-.
A la llegada a Borganes, primera parte del camino, paramos en la estación de servicio N1, y aprovechamos para ir al baño y tomar un tentempié en el coche, todavía hacia bastante viento y era molesto estar fuera. La temperatura ya rozaba los 11 grados.
Borganes ya se veía una localidad más "civilizada", no tan apartada y salvaje; nos estábamos acercando a la capital. Tenía bonitas vistas, había incluso alguna pequeña cascada en un pequeño río, sobre el que algún lugareño aprovechó el soleado día para pescar.
Una vez dejado Borganes atrás, llegamos a la capital, el día se mantenía despejado y soleado parcialmente y la temperatura ya se situaba en los 14 grados. Era el momento de vistar Reikjavik. Entregamos el equipamiento de camping en Iceland Camping Equipment en la calle Klapástigur, 16 de Reikjavik (totalmente recomendable contratar con ellos el material de camping) y dejamos el housemóvil aparcado para comenzar el tour.
Primera vista, como no, la catedral, custodiada por el famoso vikingo Eric El Rojo. La entrada era gratuita, y si el exterior impresiona por su arquitectura ( no podría caracterizarla técnicamente porque lo desconozco), el interior aún más, con sus paralelas columnas y su gran órgano compuesto por al menos un centenar de tubos metálicos. Decidimos subir a lo más alto de ella, para lo que había que comprar un ticket que costaba 700 ISK por persona. Y de ahí tomamos el ascensor que hay en la misma entrada, hasta la 8a planta. Nadie controló si llevábamos ticket o no, se fían de la honestidad de los visitantes (en España supongo que habría un vigilante de seguridad en la puerta del ascensor). Desde arriba se disfrutaba de una vista de pájaro a toda la ciudad, había pequeños cajones para asomarse a los huecos distribuidos en todo el perímetro de la torre.
La siguiente vista era la famosa estructura metálica de un barco vikingo, pero antes caminaríamos de un lado a otro la arteria principal de Reikjavik, la calle Laugavegur, llena de comercios y oferta gastronómica variada. Al ser domingo no había mucha congregación de gente, aunque se respiraba turismo.
Antes de la visita al barco, fuimos a comernos cerca del puerto un hot dog en el puesto con más tirada de la ciudad, había cola cuando fuimos a pedir, seguía habíendola cuando nos fuimos, y la habría más tarde cuando volviéramos a pasar por allí. Tras el almuerzo nos tropezamos sin querer con un mercado local frente al acceso al puerto, un mercado dentro de un recinto en el que se palpaba la picardía de los vendedores, incluso podía haber cierta sensación de inseguridad por la presencia de algún carterista (acostumbrados a España en cualquier mercado, comercio o calle comercial, te hacía prevenir algo que difícilmente ocurriría en Islandia). En el mercado había desde productos típicos de su gastronomía, como el bacalao en sus distintas formas, hasta carne de caballo envasada al vacío; además de productos que uno encuentra en mercadillos ambulantes.
Al salir del mercado, nos dirigimos a esqueleto metálico del barco, bonita escultura de fino metal, ubicada frente al mar en la que una puesta de sol reflejando en cada una de sus láminas, debe ser una preciosa estampa; aunque de por sí ya es un bonito reclamo, pues simboliza la era de los vikingos en Islandia.
En el paseo por la ciudad vimos como en una de las calles principales estaban haciendo obras, y resulta que estaban instalando el sistema de calefacción en la acera. Aprovechando sus recursos geotérmicos. Con ello en el crudo invierno islandés calientan las aceras para que la nieve se derrita y no se forme hielo, increíble pero cierto, suelo radiante en la vía púbica.
Con el estómago ya reclamando alimentos, fuimos en busca de un restaurante que en la fachada tenía el rótulo de fish and chips. Y al entrar nos sorprendió la estética interior, elegante, minimalista; teniendo en cuenta que el rótulo exterior ( que estaba un una fachada contigua) hacía pensar que sería un restaurante batallero. No era nada del otro mundo, 2 trozos de pescado rebozado y patatas fritas congeladas, 1980 ISK (unos 12 euros), con su correspondiente Viking beer ( creo que ya lo mencioné, pero es producto nacional, hecha en Akureyri)  para no perder la costumbre. Pero al mirar de nuevo la pizarra con la oferta gastronómica, no pudimos resistir a pedir un "oven baked salmon" (salmón horneado al horno, valga la redundancia). Fue un delicioso filete de salmón muy bien aderezado, con el que ya quedamos satisfechos.
Pero ahí no terminaba la cosa, el objetivo era terminar en una crepería que teníamos localizada en un desvío de Laugavegur, para comernos una crepe de chocolate. Antes caminamos un poco para hacer más hueco en el estómago, y nos sentamos en frente a un lago en el que había gran cantidad de patos comiendo las migas de pan que los turistas y locales le echaban. Lo gracioso de todo es que unas agresivas gaviotas se hacían pasar por patos en el lago para poder pillar algo que ingerir. Había persecuciones a los patos, tentativas de agresión y violentos robos de comida. ¡Qué gaviotas más malas!
Ahora ya sí que tocaba el postre, y sin dudarlo allí fuimos, pedimos y con dos simpáticos dibujos de chocolate en la cara exterior del crepe (dos corazones y el símbolo de la paz), quedamos totalmente satisfechos, eso sí, las 750 ISK por crepe ahí quedaron (5euros por crepe, creo que fue de los precios más españoles).
Habiendo visitado la ciudad y recargado las energías, no nos quedaba otra cosa, siendo las 19:30 p.m, que ir pensando en la vuelta a casa, y recogimos el coche, fuimos a repostar antes de tomar rumbo a Keflavik y 40 minutos de camino nos esperaban. A la llegada a Keflavik como todavía teníamos tiempo, dimos una vuelta por la zona de entrega del coche de alquiler (Go Icenland, aunque la reserva la efectuamos a través de www.reikjavikcars.com) y vimos que frentge a la estación de servicio N1 que había, se podía limpiar el coche. ¡¡¡Y gratis!!! Disponen de unas mangueras conectadas a la toma de agua de la vía pública, y hay enganchado un cepillo con un palo; solamente tienes que abrir la llave de paso y a limpiar el coche. En Islandia se ve que las empresas lavacoches no tendrían mucho futuro. El agua abunda.
Al lavar el coche, como aún nos sobraba algo de tiempo, fuimos a visitar en las proximidades del museo naval de Keflavik, dos viviendas que datan del año 1855, con sus tejados cubiertos de hierba; propiedad de unos pescadores. Estas viviendas fueron ocupadas por 3 parejas y sus familias (, siendo abandonadas durante 30 años, y tras su tercera ocupación también fueron abandonadas en el 1924, hasta que en el año 1993 fueron abiertas al público tras su restauración y conservación como en la época.
Entregado el coche en el rent a car, nos dejaron en el aeropuerto y ya comenzaba nuestro viaje de vuelta a la realidad. Dos vuelos de 3 horas 2 minutos (Keflavik- Tegel Berlín) y 2 horas 45 minutos (Tegel Berlín - Mallorca) nos aguardaban hasta nuestra llegada a las 11:55 horas, desde las 21:30 que estuvimos en el aeropuerto, la noche sería larga a pesar de las 2 horas que adelantáramos el reloj a la llegada a Alemania.
Eso ha sido todo, espero que os sirva de algo esta información, tal y como a mi me siriveron experiencias de otros viajeros.


 
Y para los que hayan visto la serie Juego de Tronos, voy a hacer un símil con Islandia. Desde el Centro - las highlands- hasta el Norte, a partir de Myvant, es Invernalia y más allá del muro y toda la región  del Sur, incluyendo parte del Este y Oeste, es Desembarco del Rey.

CURIOSIDADES:
Vimos al menos más 60 turismos con un faro delantero fundido, qué ocurre que en verano como siempre hay luz, ¿no les hace falta? Nos quedamos sin saberlo.
Las ovejas estaban mayormente agrupadas en matrimonios de padre, madre e hijo.
Las señales verticales viarias, son de color amarillo/rojo, en España eso significa que hay obras.
El agua del grifo es buenísima. La del grifo por ejemplo en la localidad de Hrifunes, medida con un medidor de partículas por millón (ppm), tiene 35 ppm. Para que os hagáis una idea, el agua del grifo en España, puede rondar los 200ppm en el mejor de los casos. Bajando de Blahnukur, el test arrojaba 6ppm (casi pura). Decir que en los restaurantes es gratis, al igual que en Noruega.
El pescado que sirven en los restaurantes es siempre sin espinas.
Se puede pagar con tarjeta bancaria hasta en el más recóndito lugar.




RECOMENDACIONES:
Si se tiene intención de transitar carreteras tipo F, en la que se haya de cruzar ríos, un todoterreno cuanto más alto mejor, el nuestro no estaba mal, pero hubiera ido más tranquilo con un TOYOTA LANDCRUIRSER VX, MITSHUBISHI PAJERO, FORD EXPLORER o similar. Si se pretende dormir en él, el que abata los asientos y queden totalmente abatidos obviamente, y que puedas estirar las piernas aunque sea metiendo la última parte entre los asientos delanteros ( así lo hacía yo cuando no dormía arrugado). Si puede ser DIÉSEL, mejor, el nuestro era gasolina, y con lo que consume un V6 se nos fueron 573 euros en combustible, realizando 2200 KM, y sin correr, la vel. máx es 90 pero aisladamente alcancé máx.115km/h.
Contratar un wifi hotspot, al menos a nosotros nos fue bastante útil. Búsqueda de información de cualquier punto a visitar, carretera, consultar el tiempo antes de ir a las highlands, etc.

IMPRESIONES: No sé cuál sería el calificativo idóneo para Islandia, es un país muy especial, sus habitantes también lo son. Son privilegiados, pese al clima en invierno (y casi todo el verano), su ubicación la convierte en especial, hay nieve, hielo, fuego, agua, todo en una gran isla de 333.000 habitantes, protegida por las autoridades para la conservación de lo que la naturaleza la ha dotado. En resumen, es un país diferente al resto, especial.

 GASTOS:
Billetes de vuelo con Air Berlín, Palma de Mallorca  a Islandia con escala en Berlín: 550 euros por persona.

Alojamientos:
Hotel Bed&Breakfast en Keflavik: 125 euros, servicio transfer aeropuerto hotel y viceversa; desayuno incl. Baño propio – Buen servicio, higiene media-baja. Recomendable únicamente si llegas tarde a Islandia y necesitas un alojamiento cercano, es del lo más económico.

Campamento en Landmannalaugar: 41euros la plaza por noche. Auténtico ambiente expedicionario. Experiencia totalmente recomendable. Las duchas cuestan 500isk 5 minutos. Hay baños para asearse, y aguas termales gratuitas.

Glacier View House en Hrifunes: 140 euros con desayuno incl. Baño compartido Totalmente recomendable. Muy casero. Recomendamos cenar allí (esa noche tocó a parte de entrantes, pescado), gran calidad y gran servicio. Precio cena 40 euros por persona (no incluye vino/cerveza, sí agua).

Myjoeiry Guest House en Eskifjodur: 120 euros con desayuno incluido. Baño compartido. Ubicación inmejorable, mágico. En pleno fiordo. Restaurante en las inmediaciones, Randolf Sea House, propiedad de la misma persona. Probamos la famosa carne de reno del Este, deliciosa; y un pescado local impresionante también.
Vodgafoss Guest House en Myvant: 170 euros con desayuno incluido. Baño propio. Buena ubicación, son habitaciones de madera muy bien acondiconadas.

Hotel Hellnar en Hellnar 171 euros con desayuno incl. Baño propio. Más apariencia de hotel de “ciudad”. Buenas vistas. Prácticamente el único alojamiento entre Arnastapi y Hellnar. Siguiendo hacia el Oeste, Rif, a unos 20/30 minutos en coche, ya hay más oferta.

Coche de alquiler  11 días con Reikjavikcars: Ford Escape V6 gasolina con seguro antigravilla de 6 euros al día: 1248euros.
Gasolina 95 octanos: 573 euros

Equipamiento de camping con ICELAND CAMPING EQUIPMENT: 2 Sacos de dormir, dos bases como colchón, hornillo, ollas platos plástico tenedores y WIFI: WIFI con 4GB, 69 euros 12 días
Resto de equipación, 306 euros 12 días. Recomendable en caso de hacer la vuelta a Islandia, tienen de todo!!

TOTAL GASTOS: 2600 euros por persona (billetes, alojamientos, coche, equipación, supermercados, restaurantes, gasolina – 575euros-)
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Ruta 13 días 4x4

Islandia24
Administrador
Muchísimas gracias!
En unos días lo publicaremos en el blog

:)

Juan
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Fotos, videos y diarios de viaje de nuestros lectores

PereMarta
En respuesta a este mensaje publicado por Adrián
Voy a poner el video que hicimos este verano del 2015 donde en una semana nos dio tiempo a dar la vuelta entera a la isla visitando lo más típico y bonito.

http://youtu.be/09YP58lvuPY
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Fotos, videos y diarios de viaje de nuestros lectores

Adrián
Administrador
Muchas gracias PereMarta,

Lo he incluido en el hilo arriba.

Un saludo,

Adrián
Islandia24
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Relato viaje 9 días octubre 2015

pblop34
En respuesta a este mensaje publicado por Adrián
El pasado octubre hicimos un viaje a Islandia y aquí va el relato del mismo. Sirva como agradecimiento a Islandia24 por la gran ayuda que supuso en la preparación de nuestro viaje. Espero que os guste y sirva de ayuda.

relato_islandia_2015.pdf
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Relato viaje 9 días octubre 2015

Adrián
Administrador
Muchas gracias amigos!

Espero que sirva de inspiración a otros viajeros.

Un saludo,
Adrián
Islandia24
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Relato viaje 9 días octubre 2015

Victor
Aqui os dejamos un video que desde vuestro blog nos ayudasteis a configurar. Para 2017 volvemos.
https://www.youtube.com/watch?v=3A_t02yoox0
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Relato viaje 9 días octubre 2015

Adrián
Administrador
Gracias, gracias Victor!

Me encanta, muy divertido y la música muy chula!

Un saludo y hasta pronto!
Adrián
Islandia24
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Ruta 14 Dias alrededor de Islandia

esehome
Este mensaje fue actualizado el .
En respuesta a este mensaje publicado por Adrián
Hola, ya estamos en casa, encantados con el país -es precioso, no defrauda en absoluto- y con el viaje.  Os cuento un poco como nos fue y como nos organizamos. Fuímos 10 personas (3 familias) de camping.
Vuelos:
Buscamos una combinación de vuelos que nos saliera lo más económica posible. Al final conseguimos los vuelos i/v por 280 E , pero eso si, para la ida tuvimos que tomar 4 vuelos y hacer noche en Belfast (albergue 12 E persona). Un poco estresante. No facturamos equipaje, compramos todo el material de camping una vez en Islandia.
Compra de material: gracias a este foro -de nuevo muchas gracias- descubrimos las tiendas Rumfata donde compramos el material de camping. Compramos dos tiendas grandes de 6 plazas cada una, colchones inchables (un gran acierto), sacos de dormir (los más económicos, suficientes para casi todos siempre y cuando no durmieras en pelotillas), dos cocinillas y todo el menaje  de cocina (2 tarteras, cubiertos, platos, etc.). Bien, el material cumplió, a pesar de no ser de gran calidad. Intentamos la venta del material al final del viaje pero a pesar del interés de una chica al final no pudo ser por problemas de transporte. Para la compra de víveres usamos casi siempre los super Bonus, con precios razonables.
Campings: muy bien, sin ningún tipo de problemas (en el PN Skaftafell  y PN Jokulsarglyjufur  -Vesturdalur-tienes que pagar por la ducha. Nos pareció un poco rácano). Sacamos la tarjeta Camping Card que fué todo un acierto. Recomendable. Importante: a la hora de escoger camping fijarse en que dispongan de cobertizos para cocinar y cenar bajo techo.Con el clima de Islandia se agradece un mogollón -aunque no llueva, al anochecer refresca y hay bastante humedad. En la mayoría de campings los encontramos. No fue necesario reservar en ningún camping.
Coches: alquilamos dos coches con Reikjavik Auto. Muy bien de trato y atención, aunque un poco caros -como me parece es la norma-. Sacamos el seguro de grava por si las moscas. Lo recomiendo. Aunque la circunvalación de la isla por la N1 es casi todo por asfalto, si que hicimos algunos km por las puñeteras pistas de tierra y es fácil picar la chapa del coche.
La ruta: hicimos la circunvalación en sentido antihorario. Os describo únicamente los puntos que nos parecieron de mayor interés:
1º día: Círculo dorado: hay que hacerlo, está muy bien pero quizás fue lo que ménos nos impresionó. Pingvellir muy chulo pero un poco preparado para el turismo de más (como pueden asfaltar el camino por el rift??). Gullfoss impresionante. Geysir bien. Este día hicimos noche en el camping de Skofagos -siguiendo el consejo de Adrián- en lugar de en Vic. Todo un acierto. Espectacular. Al día siguiente subimos por el lateral de la cascada e hicimos una caminata por la orilla del río. Muy, muy chulo.
2º día: caminata hasta el glaciar Solheimajokul, acantilados Dyholaey, playa de Reynisfjara. Preciosos. Frailecillos, focas, columnas de basalto, hielo, una pasada. Noche en el camping del PN Skaftafell.
3º día: hicimos la ruta circular Skaftafelsheidi, pasando por la cascada Svartifoss, unos 25 km. De lo mejor del viaje. Camping en Hofn, pasando por la laguna Jokulsarlon (con baño incluído con los icebergs)
4º día: disfrutando de la piscina termal de Hofn (no vale la pena pagar por la ducha en el camping). Seguimos camino a Myvatn.
5º día: día de carretera hasta Myvatn. Vistas muy chulas, incluso vimos renos. Noche en Myvatn, en el camping que está al lado del lago. Muy recomendable. Pasaremos dos noches en el.
6º día: visitamos varios puntos de la zona de Myvatn y Kafla: Hverfell, cueva Grjotagja, Hverir, etc.
Ballenas en Husavik. Muy caro (77 euros por persona) pero inevitable. Vimos varias ballenas y conocimos a una gallega como nosotros que trabaja en el barco. Quedamos todos muy contentos. Baños termales de Myvatn quizás los mejores del viaje.
7º día: seguimos por la zona: Krafla, Leirhjukur, Viti. Por la tarde salimos en dirección al PN Jokulsarglifur. Paramos a ver la cascada Dettifoss, muy chula pero con un halo "maléfico". Daba bastante mal rollo. Noche en Vesturdalur. Apoteosis AURORA BOREAL. Cenando en mitad del parque, sobre las 11,30 h alucinamos. Auroras boreales de color verde. Casi pillamos una pulmonía + contractura permanente en el cuello + rictus de sonrisa perpetua con el espectáculo. Fotazas.
8º día: caminata circular de 35 km hasta el cañon Asbyrgi. Esta noche no hubo auroras a pesar de levantarnos  de madrugada a controlar.
9º día: nos vamos del PN. Paramos en Husavik a ver el museo de las ballenas. Muy recomendable. Conocemos a otra española que trabaja en el. Noche en Saudarkrokur. Camping en mitad del pueblo, regular.
10º día: seguimos camino hacia los fiordos del Oeste pasando por la piscina de Hofsós. Noche en Hvammanstangi. Camping muy recomendable. Noche cubierta de nubes y volvemos a ver auroras (o eso nos parece). Sobre las 12,00h de la noche la base de las nubes se tiñe de rosa pálido que se desplaza lentamente. Esta noche sentimos un pequeño terremoto.
11º día: hacia los fiordos del Oeste (costa sur). Acampamos en Flokalundur donde nos bañamos de noche en una poza termal a la orilla del fiordo (puedes combinar los 38ºC de la poza con los muy fríos ºC del fiordo).
12º día: pista de grava muy larga hasta acantilados de Latrabjard: frailecillos, fulmares, focas. Patreksfiord y Bildubalur no nos parecieron muy interesantes.
13º día: ferry hasta la península de Snaeffellsnes. Nos gustó el viaje. El ferry para unos minutos en la isla de Flatey y casualidades compramos días después un libro de novela negra en el que se desarrolla la acción en esta isla (El enigma Flatey). La traducción del islandés al castellano del libro la hizo un paisano nuestro, de Cangas do Morrazo. Coche por la península de Snaefells y banda sonora a tope de la vida secreta de Walter Mitty al pasar por la cuesta que el baja en monopatín en la peli. Noche en el camping Snorrastadir (muy ventoso pero con un cobertizo con calefacción muy, muy recomendable)
14º día: visita Reykjavic. Penosos los restaurantes con cartas donde ofrecen "carne de ballena, frailecillo" para turistas. Noche en camping Keflavik.

Bueno, esto es todo. Como ya dije, un gran viaje. El país es una auténtica maravilla. Esperamos que sepan gestionar todo el aluvión de turistas que estamos cayendo por allí.

De nuevo, quiero agradecer a Islandia24 -Adrián- y demás foreros la gran ayuda que nos ofrecisteis.
Ya me gustaría volver.
Un saludo desde Galicia
Fran

Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Ruta 15 días

pamplona
Este mensaje fue actualizado el .
En respuesta a este mensaje publicado por Adrián
Hola a todas, ya estamos de vuelta. Os dejamos recomendaciones del viaje y después la ruta con consejos.

Alquilamos dacia duster con Reykiavik Auto. Muy bien todo. Abatimos los asientos de atrás y lo convertimos en cama, así no tuvimos que pagar camping (excepto en zonas de reserva natural), era muy cómodo y como era 4x4 pudimos ir por f roads. No contratamos seguros adicionales como ash o sand protection y fue todo bien.

Hicimos una maleta de comida facturada aunque vimos que hay supermercados Bonus igual de precio. También facturamos otra maleta con palos de trekking, hornillo de camping gas, cosas de cocina, etc. De cosas muy útiles que metimos en la maleta: bolsas zip de plástico pequeñas para basura, toallitas para asearse, un jabón multiusos biodegradable del decathlon y pastillas potabilizadoras (aunque bebimos agua sin potabilizar de un montón de ríos). Escarpines fueron útiles también.

Para los trekkings recomendamos usar la aplicación Oruxmaps, que permite descargarte las rutas previamente y después usarlas offline a modo de GPS.

Día 1,2,3
Estuvimos 3 días en reykjavik con airbnb y fue demasiado, con uno suficiente. Autobús aeropuerto-centro 3.360 IKS las dos.

Dia 4
Golden circle: nos pareció muy turístico. Vimos paisajes parecidos en las highlands que merecían más la pena.
Hveragerdi: trekking (geotermal. bañador)
Pingvellir: trekking (national park)
 Geysir y Strokkur: coche geiser
Gullfoss, fall. Dirección Landmannalaugar (F.225) Dormir ahí
Dia 5,6
Landmannalaugar: precioso. Recomendable quedarse al menos dos días. El camping estaba bien y las rutas bien señalizadas. Hicimos dos que salían desde el camping: la de Skalli (muy recomendable. Unas 5 horas) y la de Brennisteinsalda (más light y muy bonita). También nos bañamos en unos baños termales al aire libre gratis al lado del camping

Día 7
Thakgil: trekking 6h. desde Vik  (por la 214). Lo vimos comentado en este foro. Nos pareció precioso. El trekking sale de un camping muy pequeño de bungalows que parecía muy cuco.

Isla Westman. El ferry nos costó 5.280 ISK las dos, sin subir coche (no hace falta) Viaje de media hora más o menos, nos mareamos un montón. Subimos al volcán Eldfell, camino muy tranquilo. Mucho viento.

Skogafoss (waterfall): coche. Dormir en Skaftafell: como es parque natural tuvimos que pagar para dormir en el camping.

Dia 8
Excursion con Icelandic Mountain Guides Sales Lodge (next to the National Park Visitor Center) por skaftafell. Nos sentimos un poco timadas porque pensábamos que íbamos ha hacer un trekking largo por el glaciar y después coger un barco y resulta que el trekking fue un paseo de una media hora (donde los crampones nos pareció que se usaban un poco de broma para hacer la gracia de ir por hielo), después un barco por icebegs, y después a vueltas con el coche la mayor parte del tiempo haciendo paradas de media hora que podríamos haber hecho nosotras con el coche porque íbamos por la ring road. La broma nos costó unos 200 euros por persona.

Después carretera por los east fiords. Habia tanta niebla que no pudimos apreciarlos bien. Paramos en un descampado camino para el norte
Dia 9
Ruta Asjka. Elegimos la F.88 par a entrar porque leímos que era la recomendada pero cuidado! habían crecido los ríos por esa parte debido a un glaciar y se ve que era mejor la F.910. Nos dimos cuenta tarde, cuando fuimos rescatadas por los rangers en el segundo río. El motor bien, el coche ileso y nosotras también, pero un susto de muerte. Llegamos a Asjka e hicimos una ruta de unas 5 horas por el volcán y el lago, nos bañamos allí en el agua turquesa del cráter y pasamos la noche en el camping de asjka (3600 ISK las dos). Mucho frío por la noche. Vimos el comienzo de una aurora boreal!

Dia 10
Camino Myvath, aún por la 905, paramos en un café precioso a comer lambsoup en Möjrudalur. Tenían camping y alojamiento. Merece la pena la parada.
Por la tarde teníamos previstos varios trekkings por el lago pero no hicimos todos porque la zona no nos gustó mucho. Lo que hicimos fue ir a los baños termales (4000 ISK por persona y 2500 ISK con carnet estudiante). Cierran a las 12 de la noche.

Trekking: cráter Hverfjall + Dimmuborgir lava formations, Skútustaðir cráter formations. 2km, Krafla área (0,5 h o 2,5/3)

Dia 11
Highlands
Godafoss waterfall: coche. Dormimos en Akureyri. Cogimos la F.35 (carretera sin ríos, ok)
Trekking Hveravellir (dentro de Kerlingarfjöll) campos lava y géiseres. 16 km. Precioso y muy recomendable. Cuidado porque no está muy bien señalizada la ruta. Nos perdimos entre la niebla y el oruxmaps nos sirvió bastante. Dimos la vuelta al glaciar rumbo a los westfiods. Dormimos por Gullfoss
Dia 12 ,13
Westfiords. Mucho coche. Bonito paisaje. Quisimos ir a la reserva natural de Hornstrandir desde Isafjordur pero como la temporada es baja a finales de agosto los ferrys no iban con tanta frecuencia y no merecía la pena ir para una tarde. Nos recomendaron ⅗ días para hacer trekking. Hay campings y refugios. Rumbo a Snaefellsnes pasamos por la cascada Dynjandi, muy bonita, y llegamos a Latrabjarg a ver puffins (no había, a mediados de agosto empiezan a migrar).

Dia 14 y 15
Snaefellsnes. No cogimos el ferry para pasar de una zona a otra porque era muy caro (16.500 ISK dos personas+coche) y preferimos hacer el camino en coche. Trekkings por la zona que nos recomendaron en un punto de información. Zona muy tranquila,playas preciosas.

Dia 16
Camino a Reykjavik.
Un viaje increíble! Disfrutad los que vayáis dentro de poco.

Un abrazo

Pamplona
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Ruta 14 Dias alrededor de Islandia

Adrián
Administrador
En respuesta a este mensaje publicado por esehome
Hola esehome,

Gracias por tu historia.

Seguro que ayuda a muchos foreros en su viaje.

Un saludo y hasta pronto!
Adrián
Islandia24
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Ruta 15 días

Adrián
Administrador
En respuesta a este mensaje publicado por pamplona
Hola pamplona,

Muchas gracias por tu experiencia escrita.

Un saludo,
Adrián
Islandia24
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Ruta 12 días 4X4 en Islandia

Maria Viajera
En respuesta a este mensaje publicado por Adrián
Ya estamos de vuelta de nuestro fantástico viaje por Islandia. Este blog me ha resultado de mucha ayuda para organizar mi viaje así que quiero aportar mi granito de arena. Aquí va nuestro itinerario real y comentado.
Lo primero decir que hemos ido del 31 de agosto al 12 de septiembre y que contra todo pronóstico hemos tenido 8 días de pleno sol!!! Ha sido una gozada. Viajábamos en una campervan y no hemos tenido ningún problema.
Día 1:
Llegada al aeropuerto a la 1 am recogimos la Furgoneta y dormirnos unas horas (dormimos donde alquilamos la furgoneta) Nos aprovisionamos en un Kronan porque el Bonus estaba cerrado. Compramos una tarjeta simmin (15 euros/1 Giga) en una gasolinera.
Este primer día fuimos a Deildartunguhver (son unas fumarolas) Hraunfossar & Barnafoss Waterfalls (un pequeño paseo para ver las dos) y de vuelta fuimos al parque de Daníelslundur que es uno de los pocos bosques de Islandia (hay 3 en total con esta consideración), estuvimos fotografiando setas. Paramos en el Bonus de Borgarnes para comprar unas cosas más y llegamos a darnos un chapuzón y dormir en Landbrotalaug. Es un sitio muy tranquilo alejado de todo. Esa noche hubo auroras pero nos quedamos fritos.
Día 2:
Nos dimos un baño en la poza y comenzamos nuestra ruta. Paramos en Ytri-Tunga es una vieja granja que suele ser un gran lugar para el avistamiento de focas. Las vimos a lo lejos (hay que mantener una distancia para no molestarlas). Paramos en Búðir, para visitar la iglesia negra.
Llegamos a Anarstapi y fuimos al mirador para ver el Gatklettur, arco de piedra. Después comenzamos hacer el paseo hasta hellnar (1 y 30 i/v). Es un paseo muy fácil y es precioso para ver todos los acantilados. Luego volvimos a Hellnar en coche para visitar la colada de lava.
Después visitamos la playa de Djupalonssadur, un lugar mágico.Hacía tan bueno que hasta metimos los pies en el agua. Seguimos recorriendo la península hasta la cascada de Kirkjufellsfoss y la montaña de Kirkjufell.
Finalmente volvimos a nuestra la poza del primer día y disfrutamos de las auroras metidos en el agua termal (inolvidable).
Día 3:
Este día era de mucho coche pero sinceramente no te enteras porque todo es bonito y da gusto conducir, hay muchos puntos de picnic que están en lugares estratégicos para que puedas parar y disfrutar del paisaje. Nos levantamos temprano y fuimos hasta Hvítserkur. Allí bajamos hasta la playa (desde el mirador hay un sendero) y paseamos por la arena negra y vimos un montón de leones de mar tomando el sol.
De camino a hofsos paramos en Víðimýrarkirkja una iglesia con el techo hecho de tundra muy bonita. También pasamos por Glaumbær un pueblo que tiene unas casas tradicionales también con el techo de tundra. Se puede entrar dentro de las casas pagando una entrada pero puedes pasear fuera sin pagar. Después de un día de mucho coche nada mejor que relajarse en la piscina infinita de Hofsos (absolutamente recomendable) vimos atardecer.
Día 4
Recorrimos la península de Trollaskagi e hicimos una parada en un pueblo donde tenían varios museos (el del arenque, la sal…) nos dimos una vuelta para estirar las piernas. Después paramos en Akureyri para hacer compras en el supermercado, echar gasolina y también se nos ocurrió ira a una tienda de la cruz roja donde venden ropa de segunda mano para adquirir un jersey de lana islandesa a muy buen precio (12 euros). Fuimos hasta Góðafoss Waterfall y finalmente llegamos a Myvant. Nos dimos un paseo por Hverir (zona de pozos de sulfuro y geyser) y ascendimos el monte Námafjal para ver atardecer sobre el lago (es un camino circular pero un lado es un poco más escarpado hay que tener cuidado pero merece la pena) unos 40 minutos de excursión.
Dormimos en el camping Bjarg en Myvant. Es muy bonito al lado del lago. Te hacen mejor precio si pagas en euros (10 por persona) incluyen duchas calientes y tiene cocina. También te hacen descuento si compras las entradas a los baños termales (así lo hicimos). Esa noche también vimos auroras.
Día 5
Temprano fuimos al cráter (viti) de Hverfjall se hace un recorrido por la cresta del cráter, pasas por zonas de actividad volcánica y hay dos lagunas.
Una parada antes del cráter está Leirhnjukur una zona de actividad volcánica y campos de lava que merece totalmente el paseo como una 1 hora (porque es tan bonito que no paras de hacer fotos y de perderte entre la lava)
De bajada paramos en la ducha y el lavabo que hay en medio de la nada para hacer una foto un poco surrealista.
Hicimos una parada para visitar la cueva de Grjótagjá (donde John Snow se hizo hombre). El agua está a la temperatura perfecta, el lugar es precioso pero… está prohibido bañarse. Incluso en el cartel han prohibido hacer cosas que no sean con fines turísticos, parece que alguien intentó hacer un John Snow.
Hicimos el camino corto de los pseudo-cráteres en Skútustaðir (después de todo lo que habíamos visitado no nos resultó demasiado espectacular) y también paramos en el bosque hofdi es un paseo tranquilo a la vera del lago donde puedes observar las aves y los patos buceadores.
Después de un día intenso nos fuimos a los baños termales de Myvatn. Están bastante masificados y hay turistas que no hacen más que beber cerveza dentro de las piscinas más calientes. Pero ver el atardecer en el lago desde la piscina, merece la pena.
Día 6:
Un día de cascadas.
Visitamos pronto (antes de las 10 que es cuando empiezan a venir los autobuses de turistas) las cascadas de Detifoss y Selfoss (es un paseo sencillo e impresionante). También se puede ir a ver desde el otro lado (hay que ir en coche) pero nosotros no lo hicimos. También hay un trekking por el cañon pero tampoco lo hicimos.
Tomamos la carretera hasta Hengifoss. Mientras, disfrutamos de la carretera conduciendo por el lago Logurinn. El trekking a Hengifoss merece mucho la pena, es una de las cascadas que más nos gustaron.
La idea era dormir en el camping de Hallormsstaðaskógur N65 05.369 W14 46.035, paramos para verlo y estaba en un enclave único lleno de árboles (no abundan mucho en Islandia) y al borde del lago, con zonas de barbacoa (sin duchas). Pero empezó a llover muchísimo y decidimos avanzar unas horas porque no íbamos a disfrutar del sitio.
Día 7:
Por la mañana nos dimos un baño en las bañeras termales de Djúpavogskörin con vistas al mar.
Luego empezó un viento muy fuerte y decidimos seguir avanzando. La idea era haber visitado los fiordos del este pero hicimos como los islandeses, viajar donde el tiempo iba a ser soleado.
De camino a Jokulsaron nos paramos en algunos picnic sites alucinantes, olas eran altísimas, las playas negras, las montañas llenas de cascadas….
Llegamos a Jokulsaron y disfrutamos del lago y, especialmente, de la playa llena de témpanos azules, blancos, transparentes. Habíamos pensado contratar el tour de la zodiac pero es que los tienes tan cerca, que no nos pareció necesario.
Después visitamos Fjallsárlón, es una laguna más pequeña pero en esta época del año tenía más témpanos, además, hay muchos menos turistas, nos gustó mucho.
Por la tarde decidimos conducir unos 70 kilómetros de vuelta para visitar las termas de Hoffel. Fue todo un acierto porque pudimos charlar con locales mientras disfrutábamos del agua caliente y las vistas a la lengua de un glaciar. Hay zona para cambiarse y una honesty box para dejar las 500 koronas que cuesta. No hay que olvidar darse una ducha antes de entrar.
Día 8:
Por la mañana dimos un buen paseo por la playa de jokulsaron, sin apenas turistas. Después nos dirigimos a Skaftafell. Teníamos pensado hacer el trekking de los 16 kilometros pero había muchas nubes y decimos hacer algo más corto. Primero fuimos a Svartifoss (2 km) y después seguimos hasta Sjónarnípa (un mirador donde se puede disfrutar al máximo de las vistas al glaciar) (4 km).
Después volvimos a la zona de información y de allí nos hicimos la caminata hasta Skaftafellsjökull (Lengua glaciar Skaftafell) (4 km).
Para relajarnos de tanta caminata fuimos a la piscina municipal de Kirkjubaejarklaustur. Están genial, tienen hidromasaje y vistas a una cascada. http://www.swimminginiceland.com/south-of-iceland/57-kirkjubaejarklaustur
Dormimos en el camping de kleifar (sin duchas)
Día 9:
Hicimos una parada en el cañon de Fjaðrárgljúfu, es un paseo corto pero muy bonito.
Llegamos a Vik y aprovechamos a comprar algunas cosas en el supermercado. Visitamos las playas de Reynisfjara (con sus columnas de basalto) y Dyrhólaey. Nos echamos unas cuantas partidas al parchis porque llovió mucho (fue el día más lluvioso del viaje).

Día 10
Visitamos una lengua de glaciar que no estaba en los planes pero que merece mucho la pena. Solheimajokull.

Llegamos a Skogafoss y decidimos hacer un trekking para seguir disfrutando de cascadas. (Subes hasta el mirador y luego caminas por el sendero unos 2 kilometros descubriendo cascadas a cada paso).
Paramos en Seljalandsfoss (la que pasas por detrás) nos resultó excesivamente turística. Fuimos a los baños de Hrunalaug pero decidimos no bañarnos, había mucha gente y daba aspecto de sucio. Visitamos Gullfoss (de nuevo muy turístico), Geysir (turístico). Vamos que nos hubiésemos ahorrado el triángulo de oro y hubiésemos preferido otro lugar perdido de Islandia. (Para gustos los colores).
Para terminar el día decidimos ir a unas piscinas termales públicas en el mismo pueblo de las de la Fontana. La verdad es que la Fontana estaba atestada de turistas y las municipales estaban solas y por 4 euros te quedas limpio y relajado.
Vimos el atardecer en el lago Þingvallavatn y disfrutamos del parque natural de Þingvellir donde paseamos por las placas tectónicas.

Día 11

Como no habíamos visitado los fiordos del este teníamos un día extra así que decidimos hacer el trekking de Glymur. Fue todo un acierto, cuevas, vegetación, ríos, cascadas. Muy recomendable.
Después visitamos una cueva volcánica Raufarhólshellir donde en algunas épocas del año se pueden ver estalactitas de hielo (no fue el caso) se puede hacer una caminata por la cueva, pero nosotros no íbamos preparados (buenas linternas, cascos) pero hay una zona transitable si necesidad de equipo (se puede contratar guía).
Finalmente decidimos terminar el día en las piscinas municipales Hveragerdi. Están muy bien. (Chorros, piscinas con varias temperaturas, piscina de agua fría, sauna que aprovecha el calor natural de la zona).

Día 12

Este día nos levantamos súper pronto para ir hacer el trekking a Reykjadalur (ríos de agua termal) Hay mucha afluencia de turistas por eso es importante llegar pronto si lo que quieres es estar lo más solo posible.

Después del baño nos dirigimos a Reikiavik (los domingos aparcar es gratuito) aprovechamos para perdernos por sus calles y visitar algunos puntos de interés turístico. Se recorre fácilmente a pie.

Terminamos nuestro viaje visitando la piscina municipal de Laugardalslaug está muy concurrida por turistas y locales pero lo bueno es que cierra a las 23:00 y eso te permite coger tu avión nocturno bien relajado.

Y para terminar adjunto las web que me han resultado de ayuda para organizar el viaje:
Info:
Web auroras boreales: http://en.vedur.is/weather/forecasts/aurora/.
Mapa de supermercados en Islandia: https://www.google.com/maps/d/viewer?mid=1lG9Wu3ZiV3AWBaJTklnj4fDjHK4&hl=en_US
Comparación precio gasolina: http://www.bensinverd.is/gsmbensin_web.php?language=en
Web para ver el estado de la carretera: http://www.road.is/

Blogs:
Web Ruta 12 días: http://islandia24.es/Ruta-12-dias-4X4-en-Islandia-td511i40.html
Opciones de viaje: http://www.zigzagonearth.com/top-places-see-myvatn/
Itinerario súper explicado: https://apeadero.es/2014/04/islandia-en-autocaravana-ruta-de-14-noches/
Mapa puntos de interés:
https://apeadero.es/2014/05/islandia-mapa-con-puntos-de-interes-entorno-la-ring-road/
Hiking routes in Skaftafell: http://www.vatnajokulsthjodgardur.is/english/hiking/skaftafell/
Trekking skogafoss: http://cometeelmundo.net/2015/11/trekking-de-skogafoss-descubre-10-saltos-de-agua-en-26-km

Camping:
Web camping card: http://campingcard.is/campsites/
Web Camping: http://tjalda.is/en/map/
Termales y piscinas:
Web Piscinas: http://www.visiticeland.com/plan-your-trip/travel-search/details/olafsvik-swimming-pool?type=service
http://www.swimminginiceland.com/
Hot spots: http://www.losviajeros.com/Blogs.php?e=35069
Hot spots, gasolineras y piscinas: http://hotpoticeland.com/
Hot springs: http://www.islandihnotskurn.is/Places.aspx?ID=7

Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Vuelta a Islandia en 7 días en furgo en septiembre

victormllamas
En respuesta a este mensaje publicado por Adrián
Hola a todos:

Soy Víctor y quiero en primer lugar agradecer toda la información del blog porque gracias a vosotros he podido organizar mi viaje con buenos resultados, he completado casi el 100 % de mis expectativas y lo que no he podido sólo me ha servido para ser un motivo más de vuelta a este maravilloso país.

Volé desde Alicante con Wow Air, que sale bastante bien de precio aunque te cobran bastante por maleta facturada y  si o si, por elegir asiento. El vuelo sale tarde, llegas de madrugada. Llegamos a las 2 de la mañana y teníamos un bus de servicio en el aeropuerto completamente gratis desde salidas hasta donde están las agencias de alquiler. Dato importante que yo hice el pringao: hacer el cambio en Islandia y no en Alicante, fue un auténtico robo pero me pilló de novato y pagué el pato. La diferencia es muy considerable, aunque os ponga no comisiones, no os fieis. Yo malcambíe mis euros en la oficiona de cambio del aeropuerto de Alicante  que hay inmediatamente, según pasas el control de seguridad.

Nuestro medio de transporte fue una Renault Kangoo de Go iceland que colabora con Campervan Iceland. Tenía cama bastante cómoda, frigorífico bastante cutrecillo pero funcional mientras el coche estaba en marcha, por lo que no se podía tener alimentos muy perecederos, sistema de calefacción dependiente de batería accesoria, mesas, sillas y cocina para spray de gas. La clave que ya se ha repetido muchas veces en el debate es que mientras más nueva mejor.

La orientación de la vuelta a Islandia fue a favor de las agujas del reloj, dejando para el final lo más turístico.

Día 1: Hafnarfjordur (Lava Hostel camping)-Glymur hike-Akranes faros- Hranfoussar waterfalls y Harnafoss- Grabrok cratreres y noche en Bjarg camping site en Myvatn (día muy muy intenso empezamos a las 7 y llegamos a Myvatn a las 10:30).

Día 2: Hicimos el tour de Askja con guia local contratado por Todo Islandia. Impresionante.  Después, vamos a los Myvatn baths. Noche de nuevo en el camping Bjarg en Myvatn. Cenamos en Daddi´s pizza (9000 isk con 3 pintas y 2 pizzas)

Día 3: Godafoss waterfall- vuelta a Myvatn: pseudocrateres de Skutustadagigar (ruta corta alrededor)-Hofdi peninsula (ruta)- Dimmoburgir campo de lava (ruta de la Kirkja)-subida al crater Hverfell- Hverir área geotermal- ruta de Leirhnjúkur con subida al monte- visita al crater Viti- visita a Detifoss por el lado oeste- camping de Eggilstadir para pasar las noche. Día intenso de 8 a 9:30. Cena en Salt Koffi (5500 isk: 2 pizzas y 2 pintas). Esa noche vimos Aurora boreal.

Día 4: Eggilstadir- Jokulsarlon laguna glaciar (cogeros con tiempo este trayecto y mi recomendación si no vais con 4x4 es evitar el atajo de Oxi de la 939 -no nos metimos pero daba miedo con niebla; aún así la N1 tiene tramos de grava, puertos y pillamos malas condiciones climáticas, eso si vistas espectaculares y lugares inhóspitos)- Skaftafell park (ruta de 7,4 km que junta Svartifoss y mirador de la lengua glaciar)-Vik (Reynisjara beach)- Dormimos en el camping de Vik. Cena en Stroddi kaffi (9000 isk: 2 pintas, plato de cordero y estofado de bacalao).

Día 5: Vik trolls- Dyrhólaey acantilado- Arnes para empezar el tour de Landmannalaugar organizado por Todo Islandia: Landmannalaugar es impresionante, para mi lo mejor del viaje y lo que espero repetir con la ruta de senderismo de 5 días- Seljavallalaug pool- Skogarfoss camping. Auroras muy débiles de nuevo pero fotografiadas.

Día 6: Skogarfoss (6 km por la ruta de Skogar ida y vuelta)-Seljalandsfoss-Crater kerid-Gullfoss-Geysir-Thingevellir Park (ruta por la sima de 5-6 km)-Reykavik camping site (al lado están las piscinas geotermales donde los locales van a nadar y relacionarse: recomendables).

Día 7: Blue lagoon- comida en Keflavik en el Duss kaffi (muy bien 7000 isk: primeros tipo sopas y pasta tipo buffet sin limite y principales a parte y 2 pintas, tambien el cafe está incluido). Viaje de vuelta a las 3 de la tarde.

Cuando no pongo donde cenamos o comimos es que comimos usando la cocina de la furgo o tiramos de bocata.

Espero que os sirva de ayuda y si tenéis preguntas concretas sobre nuestro viaje, no dudéis en preguntarme.

Víctor y Laura.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Vuelta a Islandia en 7 días en furgo en septiembre

Adrián
Administrador
Gracias por tu compartir experiencia Victor!

Un saludo,
Adrián
Islandia24
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Viaje de 8 días a Islandia

jetojuj
En respuesta a este mensaje publicado por Adrián
Os cuento mi experiencia de 8 días... el país brutal y dos noches mágicas con presencia de la aurora. Encontrareis mapas, distancias, tiempos empleados y precios. Espero que os ayude.

Un saludo!

https://doc.co/L9vnH9
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Viaje de 8 días a Islandia

makuna
Hola Jesús

Muchas gracias por enviarme tu relato, la verdad es que me ha ayudado mucho, que ganas de ir. A ver si acabo de planificar

Muy agradecida, un saludo

El 28 de octubre de 2016, 7:18, jetojuj [via Foro de Islandia] <[hidden email]> escribió:
Os cuento mi experiencia de 8 días... el país brutal y dos noches mágicas con presencia de la aurora. Encontrareis mapas, distancias, tiempos empleados y precios. Espero que os ayude.

Un saludo!

https://doc.co/L9vnH9


Si respondes a este email, tu mensaje sera añadido a la conversación de abajo:
http://islandia24.es/Viaje-de-8-dias-a-Islandia-tp125p5957.html
Para cancelar tu suscripción a Viaje de 8 días a Islandia, haz click aquí.
NAML

Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Viaje de 8 días a Islandia

Adrián
Administrador
Hola Jesús,

Muchísimas gracias por tu ruta. Muy bien explicada y con muchas imágenes. Desde luego que va a ser de ayuda para mucha gente.

La pongo en temas fijos para que más gente a pueda ver.

Un saludo,
Adrián
Islandia24
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Fotos, videos y diarios de viaje de nuestros lectores

Rosana84
En respuesta a este mensaje publicado por Adrián
Me gustaría compartir con vosotros el vídeo de nuestra aventura en Islandia en el mes de Septiembre. Mil gracias a Islandia24 por hacernos fácil la preparación del viaje; un viaje que para mi ha sido hacer un sueño realidad. Y aunque al final por varios motivos no pudimos ver todo lo que teniamos previsto en nuestra ruta, Islandia no defrauda, veas lo que veas es impresionante. Volveré!

Aquí os dejo el enlace del vídeo:

https://www.youtube.com/watch?v=BoQp2UcLWKw

Un saludo!
123